El Cabildo acepta el compromiso y publicará el libro de la Catedral

La edición del volumen, encargado a 35 especialistas, fue vetada por el arzobispo lo que le supuso una denuncia colectiva de los autores

El Cabildo catedralicio de Granada, presidido por el arzobispo Francisco Javier Martínez, reconoció ayer, tras años de negativas y dilaciones, el compromiso adquirido en el año 2000 por la Iglesia con 35 profesores de distintas universidades para la publicación de El libro de la Catedral. La rectificación del Cabildo lleva aparejada la edición del volumen cuya publicación vetó el arzobispo en el año 2004, uno después de que sustituyera al frente de la Iglesia de Granada a Antonio Cañizares. Las desavenencias de Martínez con Cajasur, la caja de ahorros eclesiástica, que iba a patrocinar la publicación, ocupan el trasfondo de la controversia.

En un escueto comunicado, el Cabildo precisó ayer que sus miembros habían acordado "por unanimidad proceder a la publicación de El libro de la Catedral concluyendo así la ejecución del acuerdo capitular de 26 de diciembre de 2006". A continuación precisa que con este acuerdo "se da cumplimiento al acuerdo firmado el 31 de mayo de 2006 por los representantes legales" del Cabildo y de los autores, con lo que la Iglesia "ya ha cumplido todos sus compromisos económicos".

El pasado mes de marzo, 24 de los 35 especialistas a quienes Cañizares encargó la publicación –que debía haber visto la luz en 2004, coincidiendo con el tercer centenario de la terminación del templo y el quinto de la muerte de Isabel la Católica– denunciaron a Francisco Javier Martínez ante los juzgados ordinarios por incumplimiento de contrato. En concreto, los perjudicados cifraron en 30.000 euros el dinero pendiente de liquidación, cantidad a la que habría que añadir una indemnización por daños y perjuicios.

Los abogados de ambas partes mantuvieron diferentes reuniones para lograr un acuerdo extra procesal. El 31 de mayo los denunciantes acordaron retirar la demanda tras alcanzar un pacto con el Cabildo. Sin embargo, ese mismo día se produjo el enésimo capítulo del malentendido. Los autores negaron tajantemente que el comunicado de prensa divulgado a continuación por el Arzobispado reflejara los términos del acuerdo.

Los autores –profesores y catedráticos de Historia del Arte de universidades españolas y francesas– recibieron por escrito el encargo de redactar el libro en 2001, pero en septiembre de 2004, el año estipulado para la publicación, tras producirse el relevo en el Arzobispado, Francisco Javier Martínez decidió vetar el trabajo colectivo, un libro de lujo que estaba ya en pruebas de imprenta de 1.500 páginas y profusamente ilustrado, un hecho "sin precedentes" y que a juicio de los autores vulneraba la legislación y más en concreto la Ley de Propiedad Intelectual.

La negativa del arzobispo de Granada a publicar el volumen es uno de los acontecimientos, junto a la paralización de otros proyectos culturales también financiados por la Obras Social de Cajasur, que ha dado por dos veces con el prelado en los tribunales. Primero, por las denuncias de un canónigo por injurias, calumnias y acoso moral, y luego por la de los propios autores del libro que finalmente verá la luz.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...