«El burka no debe ser la excusa para negar los símbolos cristianos»

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, aseguró hoy que su partido no va a permitir que el PSOE trate de aprovechar la prohibición del 'burka' y el 'niqab' para "negar" los símbolos cristianos.  

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, aseguró hoy que su partido no va a permitir que el PSOE trate de aprovechar la prohibición del 'burka' y el 'niqab' para "negar" los símbolos cristianos. 

"Que no busquen excusas para negar otros símbolos que son propios de casa", aseguró Sánchez Camacho, quien recordó que tanto España como Cataluña son zonas de tradición cristiana.  Recordó que ni el 'burka' ni el 'niqab' son "símbolos religiosos", en su intervención en un mitin en Barcelona para proclamar a los cuatro cabezas de lista provinciales para las elecciones catalanas y ante 2.000 personas, según la organización. 

Camacho presentará el martes 22 en el Senado su propuesta para prohibir ambos velos integrales islámicos, y lamentó profundamente que el Gobierno del PSOE abogase por prohibir el uso de estas prendas  a través de la Ley de Libertad Religiosa, "excusa" que querían aprovechar los socialistas para negar la simbología cristiana.

Recalcó que el uso del 'burka' y el 'niqab' no debe incluirse en una ley sobre el hecho religioso, porque hace referencia a "cuestiones de derechos, igualdad y dignidad de las mujeres sean musulmanas o de dónde sean".  Se trata de dos prendas que "lo que hacen es discriminar a la mujer y no garantizar los derechos de igualdad y de ser libre que existen aquí en Cataluña y que en otros lugares no se da". 

Camacho recalcó que el PP siempre ha sido un partido valiente y sin complejos y en esta línea, huyendo de lo que denominó como lo políticamente correcto, proclamó que todos los inmigrantes deben tener derechos y deberes, y sobre las ayudas públicas que reciben, dijo: "Ni una más o menos que la gente de casa".  En el debate sobre el 'burka', Camacho aseguró que cuando los populares abogaron por la prohibición, rápidamente fueron criticados, pero que ahora les están dando la razón al apoyar la prohibición, como ha hecho el alcalde de Barcelona, el socialista Jordi Hereu.

Camacho hizo un llamamiento a los electores que tradicionalmente votan socialista pero que ante la gestión de la crisis económica por parte de los poderes públicos, se sienten defraudados, "muy engañados  y muy desilusionados".  Así, presentó a los populares como un partido al que le preocupan los pensionistas, las familias, los valores y las personas, frente a los socialistas y a una CiU que, a juicio de Camacho, "no le preocupan los catalanes, sino los territorios y la independencia".  Por ello, presentó al PP como "única garantía del cambio" en Cataluña, algo que sólo será posible si tras las elecciones catalanas hay un gobierno donde participan los populares, que aportarán el "sentido común" que a su juicio es más necesario que nunca. 

También constató que la ley del aborto es la "peor" de la legislatura, y presentó a los populares como los garantes de una Cataluña constitucional y que se siente orgullosa de ser española, frente a un PSC que no tiene reparos en gobernar con independentistas.  Por otra parte, rechazó la medida aprobada por el tripartito de reducir en un cinco por ciento los conciertos educativos y sanitarios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...