El Ayuntamiento mantiene desde hace años un crucifijo en la sala de cremaciones

El edil Sánchez de Muniáin (UPN) dice que «si está puesto de forma permanente, no debería ser así y se corregirá»

A pesar de que se trata de una sala municipal estrictamente civil, el Ayuntamiento de Pamplona viene manteniendo desde hace años un crucifijo en el crematorio del cementerio de San José. La presencia de este símbolo religioso católico viene suscitando periódicamente quejas de los usuarios e incluso de los propios trabajadores del camposanto pamplonés, porque, como han señalado a este periódico, les causa sorpresa encontrar una cruz en un lugar no destinado al culto religioso. El uso del crematorio es casi diario, ya que, con un porcentaje de más del 58%, las incineraciones superan ya a los enterramientos.

El crematorio de Pamplona se inauguró en el año 2000, y según recuerdan fuentes consultadas, "años más tarde colocaron el crucifijo, que, al parecer, fue regalo de alguna persona", señalan. El crucifijo se sujeta sobre un pie, a modo de atril, y puede ser transportado sin dificultad, aunque en los últimos tiempos se queda ahí. De hecho, como señalan los empleados, muchas veces reciben peticiones de los familiares de los fallecidos para que sea retirado, antes de que se inicie la ceremonia de cremación. "Esto ocurre en bastantes ocasiones. Sobre todo, la gente se sorprende de que cuando llegan a la sala haya un crucifijo, y piden que se quite", y hay casos en que "se han molestado al encontrarlo". Los empleados añaden que a pesar de que no hay una orden por escrito para que el crucifijo se mantenga ahí, "según quien venga, si no lo ve colocado, pide que se ponga", en referencia a responsables municipales.

El concejal del área de Desarrollo Sostenible en el Ayuntamiento de Pamplona, Juan Luis Sánchez de Muniáin (UPN), reconoció la existencia de este crucifijo, a pesar de que la sala de cremaciones se creó como una sala "policonfesional, y se determinó quitar y poner el crucifijo cuando hubiera alguna cremación de orden católico", pero "no tenemos ningún crucifijo fijo". Ante las quejas, el edil precisó que en el caso de que "esté colocado de una forma permanente, y a expensas de que alguien diga que no, no debería ser así y lo corregiremos", pero indicó que igual "se pone por defecto porque la mayoría lo quiere". No obstante, avanzó que "hablaremos con el Arzobispado para que los curas lo pongan y lo quiten".

Hay que señalar que el cementerio de San José dispone de una capilla, donde se han venido celebrando durante años misas diarias a las 5 de la tarde, así como el día de Todos los Santos, de ahí que la presencia del crucifijo en la sala de cremaciones llame más la atención. El concejal añadió que en la sala del crematorio se puede poner "cualquier símbolo de cualquier religión".

Archivos de imagen relacionados

  • Cruz Tanato PA
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...