El Ayuntamiento inspeccionará todas las exenciones del IBI de la Iglesia Católica

Izquierda Unida considera que «se ha tenido manga ancha durante muchos años con la Iglesia»

El Ayuntamiento de Zamora inspeccionará todas las exenciones a los bienes de la Iglesia Católica en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana (IBI) según el Decreto de Alcaldía emitido el pasado día 13 de mayo. “No se ha conocido hasta después de las elecciones pero la alcaldesa ordena esa inspección ante la sospecha clara de que se pudiera estar produciendo un fraude en esas exenciones”, afirmó el concejal por Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Zamora Francisco Guarido. “Hace varios meses hicimos una propuesta para que se revisaran exenciones que se daban a la Iglesia sobre propiedades que no podrían tener motivo de exención”, añadió, en referencia a ciertas propiedades del Plan Parcial San Francisco, el Plan Parcial Cabañales, algunos pisos en Benedictinas y la Casa del Doctor Vasallo, “que declaran haber adquirido por herencia”, en la céntrica calle Santa Clara. “Es bueno para la democracia y para la transparencia en la gestión que todo el mundo sea tratado por igual, sea rico o pobre, noble o plebeyo, de la Iglesia o ateo”, apostilló.
Francisco Guarido, quien recalcó que las exenciones “deben ser las marcadas por la Ley” que “no pueden ser motivo de discrecionalidad por ningún ayuntamiento”, consideró que “se ha tenido manga ancha durante muchos años con la Iglesia” y explicó que el Ayuntamiento de Zamora “admite un mero certificado del obispo de que una propiedad no está adscrita al tráfico mercantil para darle exención”.
En este sentido, Izquierda Unida calificó de “insuficiente” dicho certificado cuando se trata de propiedades inmuebles que formaban parte de un plan parcial y cuyos propietarios estaban dentro de la Junta de Compensación. “Por definición, esas propiedades estaban dentro del tráfico mercantil, salvo que el obispo certificara que allí se iba a hacer una iglesia o un convento. En otras palabras, la carga de la prueba debe recaer sobre la Iglesia y no sobre el Ayuntamiento”, indicó Guarido. “El padrón del IBI se aprobó en Junta de Gobierno Local en mayo, incorporando las exenciones actuales de la Iglesia pero ya con la recomendación de que en el próximo se incluyan las supresiones de las exenciones que se consideren no sujetas a la Ley”, agregó.
El concejal de IU insistió en que “no se trata de perjudicar a nadie, sino de que todo el mundo pague conforme a la legislación, según la propuesta que ya hicimos en 2002” y apuntó que la medida de la alcaldesa “llega muy tarde” y que “por ética, el Partido Popular debería haberla dado a conocer antes de las Elecciones Municipales”
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...