El Ayuntamiento en la organización de la coronación de la Virgen de Zocueca de Bailén (Jaén)

coronacion virgen Bailen 2017

La jornada del 6 de mayo puede ya considerarse como una fecha clave en la historia local por la devoción que una gran numero de bailenenses, en torno a 4.000, según la organización, mostraron hacia su patrona, la Virgen de Zocueca con motivo de su coronación canónica.

Tras varias semanas de actividades litúrgicas y procesiones por las distintas calles de la ciudad, ornamentación de balcones, conferencias y otros actos previos, llegó el sábado 6 de mayo cuando el Paseo de las Palmeras se vistió de gala para recibir a las ocho de la tarde a la imagen de la patrona, llevada a hombros de sus costaleros, luciendo un manto sufragado por los Hijos de Bailén y siendo el taller de Javier García y Martín Suárez de Jaén los encargados de su bordado.

En el amplio altar, con podio preparado para la imagen, instalado frente al monumento a la Batalla, aguardaba el obispo de la diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, acompañado del deán de la catedral y un grupo de sacerdotes, algunos nacidos en Bailén y otros párrocos que ejercen en la actualidad o han pasado por las parroquias de Bailén en otros tiempos, así como un buen numero de diáconos y monaguillos.

En la tribuna cercana al presbiterio seguían el acto religioso autoridades locales e invitados. El obispo de Jaén mencionó lo privilegiado que se sentía al ser el encargado de la coronación y excusó la ausencia del anterior obispo Ramón del Hoyo, a quien le ocupaban otros compromisos. «Este es uno de los actos mas queridos de la vida de un obispo. Desde ahora, cuando cuente cosas, diré que un día tuve la suerte de coronar a la Virgen de Zocueca».

Acto seguido, tras ensalzar la humildad de la Virgen que «reina con Cristo en el cielo», según la enseñanza de la iglesia católica, el prelado procedió al rito de la colocación de la corona sobre la imagen. El amplio Paseo de las Palmeras, dividido en secciones, dio asiento y comodidad a los asistentes para satisfacción de los organizadores, La Real Archicofradía y el Ayuntamiento, junto a un buen número de voluntarios.

Cabe recordar que la Coronación Canónica es un rito litúrgico católico originado en el siglo XVI que se incorpora plenamente al rito romano en el XIX cuyo objetivo es resaltar la devoción por una advocación mariana, bien por la devoción que suscita en su zona geográfica o por motivos históricos.

El acto concluyó con una procesión por el centro de la ciudad con himnos y vítores.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...