El Ayuntamiento de Zaragoza se declara institución laica y aconfensional

El Gobierno de Zaragoza aprueba la aconfesionalidad que garantiza la Constitución en la modificación del Reglamento de Protocolo.

En la sesión que ha celebrado en la mañana de este viernes, el Gobierno de Zaragoza ha aprobado la modificación del Reglamento de Protocolo, Ceremonial, Honores y Distinciones del Ayuntamiento en dos de sus artículos: el que regula la asistencia de la Corporación municipal a los actos solemnes, protocolarios, recepciones y celebraciones que tienen que ver con las distintas festividades religiosas, y el que regula los honores y distinciones de la ciudad, ha explicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno su portavoz, Fernando Rivarés.

Con el acuerdo adoptado, el Gobierno de Zaragoza en Común muestra la voluntad política de establecer “los criterios normativos precisos que permitan separar claramente la presencia de la Corporación en las celebraciones populares de la ciudad de lo que constituyen actos religiosos”, para “garantizar la aconfesionalidad de las administraciones públicas, recogida expresamente en la Constitución”. Para ello, se establece como criterio esencial para este tipo de actos que la asistencia de los miembros de la Corporación municipal será libre y voluntaria, excepto a los actos religiosos, a los que podrán asistir exclusivamente a título individual.

Además, el listado de honores y distinciones que concede la ciudad para reconocer y premiar especiales merecimientos o servicios extraordinarios incorporará como nueva distinción la Estrella de Europa, que tradicionalmente se entrega el 9 de mayo (Día de Europa) en el marco de las distintas actividades que se llevan a cabo para “resaltar el espíritu europeo de Zaragoza, poniendo de manifiesto los valores de la Unión Europea en la que vivimos, especialmente los relativos a una Europa sin fronteras y en paz, unida por la diversidad de culturas, lenguas y religiones”, ha añadido Rivarés. Con esta modificación, se da amparo reglamentario a esta actividad.

Estas modificaciones del Reglamento de Protocolo, una vez aprobadas por el Gobierno, se van a remitir al Secretario General del Pleno para que se inicie el procedimiento reglado, ya que deben ser aprobadas por la Comisión de Pleno correspondiente, contarán con un plazo de 15 días para que los grupos municipales presenten votos particulares, antes de ser sometidas al Pleno para su aprobación provisional, apertura de período de información pública y, tras el dictamen de la Comisión, ser elevadas a Pleno para su aprobación definitiva.

Con ello, se ha retomado y se da cumplimiento al acuerdo plenario aprobado en el pasado mandato municipal, a propuesta de Chunta Aragonesista, y que salió adelante con los votos de los grupos municipales de PSOE, CHA e Izquierda Unida. Una vez aprobada por el gobierno esta propuesta inicial, que ha tomado como base el acuerdo anterior, se abrirá un proceso de consulta con los grupos municipales para el cambio del Reglamento de Protocolo.

CHA muestra su satisfacción

Dicho protocolo fue aprobado en marzo de 2008, por PSOE, PP y PAR, y obligaba a todos los concejales y concejalas a asistir a los actos de carácter religioso, como la procesión del Santo Entierro, Corpus Christi, la misa el día del Pilar o el Rosario de Cristal.

En este sentido, el portavoz de CHA Carmelo Asensio ha afirmado: “Respetamos profundamente las creencias de cada persona, como no puede ser de otra manera ya que como tal  pueden ir a los actos religiosos que quieran, pero  no como miembros de la corporación municipal ya que vivimos en un Estado aconfesional. Por lo que nos alegramos de que el gobierno de la ciudad  asuma esta iniciativa de CHA y quiera cumplir con el acuerdo del pleno para modificar el Reglamento”.

Desde Chunta Aragonesista consideran que la obligatoriedad de asistir como concejales y concejalas a los actos religiosos “colisiona con los derechos y libertades recogidos en el Estatuto de Autonomía de Aragón y la Declaración Universal de los Derechos Humanos en donde se declara que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...