El Ayuntamiento de Valencia se propone que 1.700 propiedades de la Iglesia con fines lucrativos paguen el IBI

El alcalde de Valencia anunciando el cobro del IBI a la Iglesia católica en 2015

Ya lo iban anunciando. El próximo mes de marzo, el Ayuntamiento de Valencia comenzará a cobrar el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) a la Iglesia. Eso sí, solo a aquellos edificios que, siendo propiedad de la Iglesia, los utilizan con fines lucrativos. Y es que existen alrededor de 1.700 propiedades que, actualmente, están exentos del pago de impuestos, y que su uso no está relacionado con un servicio al culto, sino económico. De esta manera, el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia, Ramón Vilar, ha señalado que, en unos días, se empezarán a girar los primeros 20 recibos.

Sin embargo, pese a la intención del Consistorio por cobrar el IBI a la Iglesia, lo cierto es que esta medida no tendría efecto. Tal y como se señala desde la asociación Europa Laica, que defiende esta práctica, aunque el Ayuntamiento emita los recibos, la Iglesia está exenta por los acuerdos económicos que España firmó con el Vaticano en 1976 y 1979, una prolongación del Concordato firmado por Franco en 1956, y que se vieron reforzados por la Ley de Mecenazgo que “se aprobó por el Gobierno del expresidente José María Aznar”. Así pues, como apuntan “es una manera de crear conciencia entre la población porque una cosa es que la Iglesia no pague el IBI, y otra que ni siquiera se le giren los recibos”.

Todavía se desconocen a qué inmuebles se aplicará el IBI, ya que están siendo revisados con detalle. Sin embargo, el Consistorio estima que la recaudación adicional por el cobro del IBI y otros impuestos municipales por unas propiedades que tienen un uso lucrativo permanente podrían rondar los dos millones de euros. De esta manera, todo apunta a que, por poner un ejemplo, la Universidad Católica sería una de las propiedades que entrarían dentro de esta lista.

La candidata del PP a la Alcaldía de Valencia, María José Català, ha aprovechado la polémica, y ha anunciado que presentarán una moción al pleno para “impedir que el tripartito cobre el IBI a entidades exentas como la Iglesia”. Asimismo, ha señalado que “el Ayuntamiento no puede comenzar a cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles a los edificios de la Iglesia mientras no se cambie la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo”.


La candidata del PP a la Alcaldía de Valencia, Mª José Català, ha afirmado que presentarán una moción al pleno para “impedir que el tripartito cobre el IBI a entidades exentas como las Iglesia” y se mantenga la exención del pago de este impuesto que contempla la Ley de Mecenazgo.

Català ha subrayado en un comunicado que el Ayuntamiento “eximió al PSPV de pagar más de 100.000 euros por las plusvalías de la venta de la sede de los socialistas en Blanquerias y está subvencionando y bonificando impuestos a entidades próximas al catalanismo, pero quiere cobrar un impuesto a la Iglesia cuando sabe que la sentencia de Estrasburgo solo permite al Ayuntamiento emitirle recibos del ICIO y no del IBI”.

En cualquier caso, ha subrayado que, mientras no se modifique la Ley de Mecenazgo, “es falso que el Ayuntamiento pueda cobrar el IBI a entidades que estén exentas del pago”. Y ha destacado “la importante labor social que realiza la Iglesia a través de entidades y ONGs como Cáritas, así como el mantenimiento y protección del patrimonio cultural e histórico”.

Català ha defendido así que “el Ayuntamiento no puede comenzar a cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles a los edificios de la Iglesia mientras no se cambie la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.”

Respecto a la sentencia del Tribunal de Justicia de Estrasburgo, “a la que hoy se ha referido el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, para decir que el Ayuntamiento va a cobrar el IBI a la Iglesia”, ha remarcado que “obliga tan sólo al Estado a modificar las exenciones referidas al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), pero no sucede lo mismo con el IBI”.

En concreto, ha recalcado que esta sentencia fue dictada por la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea el 27 de junio de 2018 y “obliga únicamente al pago del ICIO a un colegio de Getafe, sin que aparezca ninguna mención al pago del IBI”.

“Para dar por sentado que el Ayuntamiento cobrará los impuestos a los edificios de la Iglesia”, la candidata ha advertido que “se trata de un caso específico sobre una reclamación de devolución del ICIO que no puede generalizarse a todos los edificios de la Iglesia, con independencia del uso que tengan, y que en ningún caso supone una derogación de la actual legislación vigente que solo podría ser modificada por las Cortes Generales.”

La normativa sobre Mecenazgo está fundamentada en los acuerdos firmados en 1979 entre el Estado y el Vaticano, que fueron renovados y ampliados en 2008, siendo el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega”.

“Estos acuerdos tienen rango de Ley y de Tratado Internacional y son fruto del consenso y del reconocimiento a la labor social y a la identificación que sienten millones de españoles con los valores humanistas y creencias cristianas que representa la Iglesia”, ha aseverado.

Por todo ello, Català ve “falaces e interesados” los argumentos esgrimidos por el Gobierno local para “justificar” el cobro del IBI a la Iglesia. El alcalde, Joan Ribó, y su concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha asegurado, “saben perfectamente, tal y como les han advertido los técnicos municipales, que a día de hoy no pueden cargar los recibos porque hay una Ley que se le impide, pero como nos acercamos a la elecciones, quieren mostrar su cara más anticlerical para contentar a una parte de su electorado”.

Ha insistido en que el equipo de gobierno “penalizó la actividad económica con subidas de impuestos injustificadas e innecesarias, pese a que ha contado con la mayor capacidad inversora de la historia del Ayuntamiento”, y ha añadido que “en la cruzada personal del alcalde y su gobierno contra la Iglesia Católica, están llegando al absurdo, porque no tiene ningún sentido que el Ayuntamiento de Valencia destine recursos municipales a una finalidad que va en contra de lo dispuesto en una Ley Estatal”.

Para Català, “la posición del tripartito tiene una intencionalidad política clara: “Está en la línea sectaria del actual gobierno del alcalde Ribó de atacar y denostar a todo aquel que no es de su agrado y, en cambio, favorecer a los que sí les son afines”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...