El Ayuntamiento de Sevilla nombra Hijo Adoptivo al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, con el voto de PSOE, PP y Cs y con la abstención de Adelante Sevilla y Vox

Las distinciones de la ciudad que se entregarán el próximo 23 de septiembre en un acto solemne en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla se han aprobado en el Pleno municipal de este jueves no sin polémica ni duras críticas hacia dos de las distinciones, la de Hijo Predilecto para el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra y la de Hijo Adoptivo para el arzobispo de Sevilla, Juan José AsenjoVox y Adelante Sevilla han coincidido en abstenerse pero por motivos diametralmente opuestos.

La portavoz de Vox, Cristina Peláez, ha justificado su abstención por el hecho de que Guerra esté en la lista de personalidades y entidades distinguidas. “Nosotros tenemos memoria, pero memoria reciente”, ha argumentado Peláez, aludiendo al Caso Guerra y a “crímenes de Estado” en alusión al Caso Gal. “Al final, para ser Hijo Predilecto de Sevilla sólo va a hacer falta ser sevillano y haber sido alto cargo”, ha sentenciado, recordando la distinción al ex presidente del Gobierno Felipe González.

Y de la abstención de la bancada de la derecha, a la de la izquierda. Adelante Sevilla ha pedido que la votación fuera por separado, nombre a nombre, extremo que el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, ha rechazado porque “no se trata de hacer un examen por parte de cada grupo. Sigamos la tradición de propuesta íntegra”. El portavoz de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, ha explicado la abstención de su grupo por el hecho de que el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, vaya a ser distinguido como Hijo Adoptivo. “Es el obispo de las inmatriculaciones” y de declaraciones “contra” los homosexuales.

Las distinciones de la ciudad salen pues con el respaldo de Cs, PP y PSOE. El portavoz de la formación naranja, Álvaro Pimentel, ha lamentado las “guerras absurdas” y el debate que se ha producido en el Pleno: “No se lo merecen los sevillanos”. Por su parte, el jefe de filas del grupo municipal del PP, Beltrán Pérez (ya recuperado de coronavirus), ha pedido abandonar la política de “derribar símbolos”. “Alfonso Guerra se morirá siendo de izquierdas, pero es una figura reconocida por la sociedad”. “Nadie pasaría un examen taxativo porque todos somos humanos”, ha afirmado en alusión a la trayectoria vital y profesional de Alfonso Guerra. Por último, la portavoz del PSOE, Adela Castaño, ha reseñado que las medallas que se han aprobado lanzan un mensaje a los sevillanos: “Sevilla es una ciudad en la que cabemos todos. Eso es lo que estamos trasladando a los ciudadanos”.

En este año 2020, además de hijos predilectos al ex vicepresidente del Gobierno de España, Alfonso Guerra, y a la saetera Angelita Yruela, y de hijo adoptivo al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, se distinguirá con la Medalla de la Ciudad a 25 personas y entidades y se entregarán otras tres a título póstumo a los imagineros y artistas Luis Álvarez Duarte y Antonio Dubé de Luque y al músico y compositor Manuel Pareja-Obregón.

En el capítulo de las Medallas de la Ciudad, la propuesta incluye en el apartado de ‘Fomento de valores humanos y labor social’ a Alberto Máximo Calero, presidente del Ateneo desde 2010, entidad que organiza la centenaria Cabalgata de los Reyes Magos, e impulsor de la intensa agenda cultural de esta entidad y de las obras sociales de recogidas de alimentos, juguetes y apoyo a familias desfavorecidas; al Acuartelamiento Aéreo de Tablada, que cumple 100 años en nuestra ciudad y que se ha convertido en centro de referencia del Ejército del Aire, cuna de grandes hazañas aéreas y germen del sector aeroespacial en Andalucía; el Colegio Oficial de Graduados Sociales de Sevilla en su 50 aniversario, una entidad comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las líneas de derecho al trabajo, seguridad social, seguridad y salud y que desde 2013 cuenta con la Oficina Gratuita de Orientación Socio-Laboral atendiendo a más de 3.300 casos con más de 50 colegiados altruistas; al Colegio de Médicos de Sevilla, una institución con 125 años de historia, con una trayectoria de compromiso, entrega y solidaridad siempre vinculada al devenir de la ciudad, especialmente en este complicado año por la crisis sanitaria originada por el COVID 19; y a la Hermandad de la Divina Pastora de Santa Marina, que cumple 300 años de su fundación y que históricamente es conocido por ser la primera en el mundo que veneró a la Virgen con el título de Pastora y la primera también que juró defender el dogma de la Asunción, además de desarrollar una destacada labor solidaria y social.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...