El Ayuntamiento de Manzanares (Ciudad Real), con gobierno PSOE-IU, gasta 40.000 euros al poner suelo de mármol en la ermita de la Veracuz

La ermita de la Veracruz ya tiene terminada la obra de arreglo del solado, a falta de pequeños retoques, que estarán a punto para el regreso de Nuestro Padre Jesús del Perdón el próximo sábado a la que es su casa. Así lo ha confirmado el Hermano Mayor de la Hermandad de Jesús del Perdón y María Santísima de la Esperanza, Rafael Ángel Huéscar, quién se ha mostrado muy satisfecho con el nuevo aspecto de la ermita. El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, acompañado de los concejales Beatriz Labián y Miguel Ramírez han visitado la reforma para comprobar el resultado antes de darla por finalizada.

Para Nieva, la ermita “queda como todos los manzanareños y manzanareñas, la hermandad y el Equipo de Gobierno quiere que esté”. Satisfechos con la mejora más que visible de su estado, el regidor municipal puntualizaba que “ha quedado perfecta”, salvando las pequeñas necesidades que puedan ir surgiendo con la actividad diaria.

El primer edil ha destacado que abordar esta obra “nos corresponde” para satisfacer las demanda de los ciudadanos. En esta misma línea, Nieva ha lamentado cómo se gestionó la reforma del techo de la misma ermita durante una legislatura anterior: “costó más de lo necesario rehabilitarlo, y tuvo la hermandad que hacer un trabajo impresionante de recaudación de fondos, que nunca entendimos, porque no estuvo el Equipo de Gobierno en aquella ocasión a la altura de las circunstancias”.

El alcalde ha aprovechado la visita para agradecer el trabajo que realizan durante todo el año los Hermanos, y para mantener su compromiso municipal, que se hará efectivo una vez más el próximo sábado cuando representantes del Consistorio participen en el traslado de Jesús del Perdón a su retorno a la ermita, a partir de las 21.30 horas.

Reforma necesaria

Tal y como ha señalado Rafael Ángel Huéscar, la Hermandad llevaba años intentando realizar esta reforma, “pero el asunto económico nos echaba para atrás”. Ha sido gracias al apoyo del Ayuntamiento de Manzanares, con quién firmaba un convenio de colaboración para la reforma el pasado mes de febrero valorado en 40.000 euros, el que ha permitido arreglar el solado.

Cabe destacar que la reforma también ha eliminado las barreras arquitectónicas que tenía desde su entrada. El proyecto del solado lo ha realizado el arquitecto Teodoro Sánchez, y está realizado en mármol blanco y verde, con predominio blanco para dar más luz al interior.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...