El Ayuntamiento de Granada incorpora un musulmán a la comitiva de la celebración de la Toma

«Pretendemos reproducir la tolerancia que la reina Isabel demostró al permitir que las puertas de la ciudad fueran custodiadas por un moro y un cristiano»

El Ayuntamiento de Granada quiere poner su grano de arena para conseguir que la celebración de la Toma sea un acto de tolerancia: en la próxima comitiva organizada para celebrar la Toma de Granada irá un figurante musulmán.
La idea proviene del concejal de Relaciones Institucionales, José María Guadalupe, que ha rescatado una carta firmada por la reina Isabel la Católica por la cual permitía que los guardianes de las puertas de la ciudad fueran un moro y un cristiano. «Aquel detalle de generosidad de la reina es la que yo, como buen súbdito es la que yo he quiero reproducir en esta celebración», ha señalado el autor de la iniciativa.
Con motivo del V Centenario del fallecimiento de Isabel la Católica, el Ayuntamiento editó un documento rescatado del archivo histórico de la ciudad firmado por la reina en mayo de 1492, unos meses después de haber tomado la ciudad.
Guardia
En ese documento se explica que un grupo de ciudadanos había hecho una petición a la soberana para que la guardia de las puertas de la ciudad la compusieran un moro y un cristiano «para que los descaminados e otras cosas que de aquí en adelante se ovieren de tomar se tomen por cristianos e moros e vean los unos lo que los otros hisieren e se pueda saber los agravios que fasen para lo remediar», se dice en el documento.
La reina aceptó esa petición y durante varios años en las puertas de la ciudad estuvieron un moro y un cristiano.
José María Guadalupe piensa que le produjo una gran emoción saber que la reina católica ya era tolerante en ese tema y que por ese motivo él, de alguna manera, quiere contribuir a que ese deseo perdure en esta conmemoración que tanta polémica suscita todos los años.
«Se nos ha ocurrido enriquecer con esta medida el ceremonial de la Toma con dos figurantes, uno musulmán y otro cristiano, que irán al principio de la comitiva, justo detrás del heraldo». Los guardias llevarán las llaves de la ciudad.
El otro bando
Esta es la primera vez en la historia de esta celebración que se cuenta con el otro bando de la contienda. En la misma presentación del facsímil se expone que en esos documentos firmado por la reina queda patente «el espíritu benigno y de coexistencia pacífica entre ambas comunidades, cuando los reyes ordenan al arrendador mayor de las rentas reales de Granada que en las guardas de la puerta de la ciudad que ponga con un cristiano un musulmán, para que ambos recauden los impuestos y se eviten así los abusos por parte de los vencedores. Fue una justa orden en atención a la previa petición de la comunidad musulmana».
«Lo que pretendemos también con este hecho es que la ciudad visualice que Granada es una ciudad tolerante y sin prejuicios, tal como quería la reina Isabel».
El concejal de Relaciones Institucionales comenta que esta iniciativa ya la ha puesto en conocimiento de los grupos de la oposición y que tanto el PSOE como IU no han puesto reparos, a pesar de que ya se sabe que esta última formación no está de acuerdo con la citada celebración de la Toma.
«Ya que no podemos cargarnos la tradición, si podemos intentar enriquecerla», dice el concejal de Relaciones Públicas del Ayuntamiento, José María Guadalupe.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...