El Ayuntamiento de Córdoba ha restaurado 11 veces desde el siglo XIX la plaza que ahora dice que es de la Iglesia

El Ayuntamiento de Córdoba ha restaurado un total de 11 veces desde 1850 el Triunfo de San Rafael de la Plaza del Triunfo, según se detalla en un informe firmado por la directora del Archivo Municipal, Ana Verdú, a petición del gobierno municipal para aclarar la polémica inmatriculación del monumento por parte del Cabildo Catedralicio. El informe detalla que aunque no hay constancia documental de que la Iglesia cediera el inmueble al Ayuntamiento, la Iglesia le entregó las llaves en 1850. Según ha podido saber este periódico, las llaves siguen en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU).

La primera inversión municipal en el Triunfo de San Rafael le costó a las arcas municipales 2.125 reales de vellón y se dedicaron a la restauración de un monumento que estaba casi en ruinas. La “reparación” del inmueble se inició el 1 de octubre de 1850 y se acabó el 14 de noviembre. Las obras estuvieron dirigidas por el arquitecto municipal Pedro Nolasco Meléndez. Posteriormente, en 1866, el Ayuntamiento se volvió a gastar dinero en el Triunfo de San Rafael para “limpiar de malas hierbas y hasta de verduras sembradas” toda la plaza.

En 1867, el Ayuntamiento también desarrolló otra inversión importante en el Triunfo de San Rafael instalando las rejas. En total, la obra le costó 333 escudos y estuvo dirigida por el arquitecto Amadeo Rodríguez, según detalla el informe. A finales de ese año también consta una factura por la pintura de la zona.

Ya no hubo más reparaciones en el Triunfo de San Rafael hasta el siglo XX. En 1901, se restaura y retoca la columna. En concreto, el expediente asegura que se “consolida el obelisco y se urbaniza el sitio que ocupa”. Ese mismo año, el Ayuntamiento le escribe a la Diócesis y le dice que bajo la columna puede haber reliquias y que las custodien mientras duran las obras, algo que acepta el Obispado.

En 1939, la Comisión Gestora del Ayuntamiento (en plena Guerra Civil) aprueba la reparación del muro y de la verja de cerramiento de la plaza del Triunfo de San Rafael. En 1960 se repara el pavimento de la plaza por el paso de procesiones (también el del Patio de los Naranjos). En 1983 el Ayuntamiento vuelve a intervenir, esta vez para arreglar la fuente, y las obras regresan en 1988 con la reparación de todo el cerramiento exterior. Finalmente, esta intervención concluye en 1989 con otro expediente distinto para la reparación de la cantería, por el mal estado que presentaba. La última intervención fue la que se ejecutó ya en el siglo XXI a cargo del Plan de Excelencia Turística, cofinanciado por el Gobierno.

UN SOLAR QUE FUE MUNICIPAL

Por otra parte, el informe de la directora del Archivo Municipal expone un documento hasta ahora desconocido, y es que el solar sobre el que se levanta el Triunfo de San Rafael fue municipal y cedido al colegio de San Pelagio. En concreto, el documento es del año 1735 (siglo XVIII) y expone la concesión municipal para la construcción de unas caballerizas en el llamado Corral de los Ahogados. No obstante, las caballerizas no se construyeron.

Al año siguiente, en 1736, “un grupo de caballeros, vecinos y prebendados (eclesiásticos) solicita al Ayuntamiento licencia para construir un monumento a San Rafael en el mismo lugar antes dicho y le pide que colabore en los gastos. El Ayuntamiento accede y libra dinero y piedra para contribuir a su levantamiento”, señala el expediente, que se remite a un libro de actas municipal.

El informe cita el libro de actas Capitulares de 1736 y lo transcribe. “El Ayuntamiento reconoce los beneficios de la obra propuesta, con la que se aumentaría la devoción al Arcángel a la vez que se proporcionaría una fuente pública, por lo que se acordó: Que se retirase el Peso de la Harina del Adarve que mira al Rastro, para que la obra se ejecutase con mayor aseo. Que se librasen a tal objeto 2.000 reales de vellón para ayuda a sus gastos. Que se destinase también a esta obra la piedra que se ha sacado sin licencia del contrafoso de la Lagunilla”.

En el Archivo Municipal ya no existen más documentos sobre el Triunfo de San Rafael hasta el año 1850, cuando “el monumento se encuentra abandonado y en mal estado”. El Ayuntamiento escribe al entonces obispo “para que le devuelva los derechos que tenga sobre el Triunfo al objeto de hacerse cargo de su mantenimiento”. El obispo responde que “no tiene derechos ni título alguno, que aplaude esta decisión municipal y que sólo puede prestar su conformidad”, señala el informe.

Detalle monumento Plaza San Rafael en Córdoba inmatriculada

Detalle del Triunfo Plaza San Rafael en Córdoba inmatriculada

Archivos de imagen relacionados

  • Plaza San Rafael en Córdoba inmatriculada
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...