El Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera (IU) crea una ruta sobre lugares de culto a la Inmaculada

Descubrir los lugares vinculados al dogma de la Inmaculada Concepción de María es el principal objetivo de la ruta que el Ayuntamiento de Aguilar ha planteado para hoy sábado, 7 de diciembre, en la localidad. La ruta, que estará guiada por el historiador José Galisteo, permitirá a los participantes descubrir cómo desde el siglo XVI ya se defendía en el municipio el misterio de la Inmaculada mucho antes de que fuera proclamado dogma de fe ya en el siglo XIX.

Así por ejemplo en la parroquia del Soterraño se asentó la primera cofradía de la Limpia y Pura en torno al siglo XVI dando culto a la imagen de Santa Ana que aún se venera en el templo. Y en el Soterraño también se podrá observar toda la documentación existente en torno a la construcción de la capilla para la Virgen y del monumental triunfo que en honor de la Inmaculada se levantó en el exterior en torno al año 1856. Apenas dos años después de que se declarara el dogma en 1854.

Precisamente en esta parroquia mayor se celebran los cultos principales a la Virgen hasta el próximo domingo, día 8 de diciembre.

El itinerario incluirá la conocida como iglesia del Hospital que está consagrada a la Concepción de María. Y fue en el siglo XIX cuando se construyó la nave derecha que está presidida por una talla de esta advocación. En este templo enclavado en la calle Santa Brígida tuvieron su sede los cofrades del Rosario público, origen de los cánticos de aurora que se cantan en Aguilar durante la madrugada del 8 de diciembre.

Retablos y triunfos

El actual Llano de las Coronadas tuvo también su importancia en los años de la proclamación del dogma puesto que acogió un convento de monjas clarisas de la orden franciscana que fue una defensora a ultranza de este misterio desde varios siglos antes.

Otro convento, el de las Descalzas, no se queda ajeno a esta devoción. Pero cuenta con una importante talla de alabastro dentro de la clausura y un retablo en su honor en la iglesia conventual que se construyó en el siglo XVII.

La ruta continuará por la iglesia de la Veracruz. Allí hay un retablo dedicado a la Inmaculada y una reproducción de la imagen de San Ildefonso, defensor durante toda su vida de este misterio.

Incluso el mismísimo autor de la plaza octogonal parece que cuenta con un lienzo que salió de sus manos y que se encuentra en la casa en la que residió el coleccionista Rafael Maldonado en la calle Mercaderes.

Hasta el propio edificio del Ayuntamiento va a ser parte integrante de la ruta. En el despacho de la alcaldía se encuentra una talla de la Virgen Inmaculada que, antiguamente presidía la capilla de la cárcel municipal. Antes estuvo en el salón de plenos.

Para la concejala de Turismo, María José Ortiz, se trata de una ocasión única para descubrir buena parte del patrimonio religioso del municipio aprovechando este puente festivo. Un patrimonio que, en este caso, dejará claro el peso de la devoción a la Inmaculada Concepción desde hace varios siglos en la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...