El Ayuntamiento cede el Castillo de Montjuïc a la fundación laica y republicana Ferrer i Guardia

Tras el desmantelamiento total del Museo Militar, no estaba muy claro quiénes serían los nuevos ocupantes del castillo de Montjuïc. Únicamente se sabía la intención del Ayuntamiento de convertirlo en un futuro centro de la paz. Ayer se supo que uno de los primeros ocupantes del recinto será la Fundación Ferrer i Guàrdia.

La citada Fundación cuenta entre sus objetivos con la promoción de la memoria histórica, la reivindicación de la ética civil republicana  y el laicismo, este último aspecto muy ligado con la obra y carrera de quien da nombre a la institución. En su página web, esta institución asegura que pone equipamientos «a disposición de las entidades laicas y progresistas». Entre las actividades programadas, la Fundación prevé celebrar en el Castillo el Congreso Internacional sobre la Libertad de Conciencia, algo que los organizadores consideran «significativo» por la historia de represión que encierra esa edificación.

Esta Fundación, constituida en 1987, está presidida en la actualidad por el catedrático de Derecho Joan-Francesc Pont Clemente y dirigida por Gemma Martín. La cesión de algunos espacios del edificio de la Residencia de Oficiales del Castillo tiene «una importancia simbólica» para la Fundación, puesto que fue en el mismo castillo de Montjuïc donde el pedagogo libertario Francesc Ferrer i Guàrdia fue fusilado en 1909.

Esta institución colabora en la actualidad con el Ayuntamiento de Barcelona, los ministerios de Cultura y Trabajo o la Generalitat de Cataluña. Asimismo, ha editado ensayos como «Contra la democracia participativa».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...