El Ayuntamiento apoya con 7.000 euros la reforma de Santa Dorotea en Burgos

El Ayuntamiento ha recogido el guante lanzado por la Asociación de Vecinos Nuestro Barrio y apoyará con 7.000 euros la realización de obras de urgencia en el monasterio de Santa Dorotea debido al riego de desprendimientos de partes del alero a la vía pública.

El alcalde, Javier Lacalle, mantuvo ayer un encuentro con la comunidad religiosa, al que también acudieron representantes de la Asociación de Vecinos Nuestro Barrio; la concejala de Licencias, Dolores Calleja, y varios técnicos en el que anunció el apoyo de la ciudad a la comunidad religiosa titular de este inmueble a través de una subvención directa de la Alcaldía. Sin embargo, el coste total de todas las intervenciones que son necesarias tras una inspección técnica de construcciones (ITC) negativa asciende a 28.000 euros.

La concejala de Licencias justificó la ayuda, a pesar de tratarse de un edificio privado, por el riesgo que existe de que se caiga una teja desde el tejado a la acera y pueda causar heridas a un peatón. También ha pesado en la decisión la cuantiosa inversión realizada por las religiosas en los últimos cuatro años, 500.000 euros, para restaurar las cubiertas, el muro y la fachada, lo que les ha dejado sin fondos. «La Alcaldía se ha comprometido con esta ayuda en aras de preservar el inmueble y la seguridad de los peatones. Se pretende eliminar el riesgo de desprendimiento, que ha quedado constatado con varias intervenciones de los bomberos, la última la semana pasada», señaló.

El siguiente paso a partir de ahora será la presentación de una petición de la ayuda por parte de la comunidad religiosa acompañada del documento de intervención. Una vez que reciba el visto bueno del Ayuntamiento, podrían empezar las obras. La subvención se otorgaría una vez justificada la factura. Según la concejala, la próxima semana podrían empezarse a colocar los primeros andamios.

Mientras tanto la comunidad de canónigas de San Agustín o Santa Dorotea, integrada por siete monjas, agradeció la colaboración municipal pero deberá buscar fondos para hacer frente al resto de la intervenciones que son necesarias aunque no urgentes.

Desde la Asociación Nuestro Barrio aseguraron que tocarán a todas las puertas para lograr más ayudas para el monasterio. «Es un inmueble con gran valor y es necesario conservarlo», indicaron.

El alcalde y la concejala de Licencias se reunieron con la comunidad religiosa y la Asociación Nuestro Barrio. Ángel Ayala

El alcalde y la concejala de Licencias se reunieron con la comunidad religiosa y la Asociación Nuestro Barrio. Ángel Ayala

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...