El avance del hinduismo político genera preocupación en India

La llamada «hindutva» incluye turbas de fanáticos nacionalistas vestidos con túnicas de color azafrán.

El fanatismo religioso y nacionalista genera temor en Asia. Eso ocurre en India, donde hay preocupación de un nuevo período gubernamental del actual mandatario Narendra Modi, ante la alianza que desarrolla con la «hindutva». Se trata del hinduismo político que amenaza las libertades civiles. La organización no gubernamental Human Rights Watch fija en 44 las víctimas mortales entre 2015 y 2018 a manos de las turbas de radicales vestidos con túnicas de color azafrán.

El caso de Mohammad Alauf (21 años) es una muestra, luego de que sus padres lograran sacarlo de su aldea en el Estado de Bihar. Así evitaron que -como dos pariente- fuera linchado por la turba de radicales que sospechaba que tenía vacas, un animal sagrado para los hindúes. «Los hindúes no son peligrosos en general, pero los pocos que sí son una amenaza están en el poder«, explica el joven estudiante de la Universidad de Delhi. Los que más sufren son la minoría musulmana que representa el 14%.

El Bharatiya Janata Party (Partido Popular Indio) es la base partidaria de Modi, marcada por ser conservadora y nacionalista. Los denominados «grupos de vigilantes de las vacas» son su vanguardia, a los que los cientistas sociales indios llaman «saffronisation» y que los consideran una amenaza para las minorías, pero también para los cimientos de un estado que nació inclusivo, laico y plural, y para ámbitos como la educación y la cultura. «Amenaza a la nación entera», explica la académica Zoya Hasan a El País.

La catedrática emérita de la Universidad Jawaharlal Nehru recalca que «el espíritu de la constitución se vulnera deliberadamente cuando se enfatizan las diferencias entre comunidades, como hace el gobierno. Se hace un mal uso de las instituciones para servir a los intereses del BJP (…) la autonomía de las instituciones y, sobre todo, el pluralismo como pilar de la democracia están seriamente amenazados». La realidad muestra una probable victoria del oficialismo y con ella la del supremacismo hindú.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...