El autobús ateo llegará a Madrid si Gallardón no se opone

«Probablemente Dios no existe», ahora en los autobuses de la EMT

La campaña publicitaria de los autobuses ateos llegará a Madrid a finales de enero. El famoso lema («Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida») adornará los autobuses rojos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) tras su polémico paso por Barcelona, donde el arzobispado de la ciudad condal ha iniciado una ofensiva contra estos mensajes, en alianza con el Partido Popular y Ciutadans.

En un principio, la decisión deberá ser refrendada por el Ayuntamiento de la capital, que posee la compañía pública de autobuses urbanos y que está gobernado por el popular Alberto Ruíz-Gallardón, según informa El Confidencial.

“Dios no existe”
“Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida». El mensaje es de sobra conocido. Ha inundado los autobuses de las principales ciudades de Reino Unido, el transporte público de Estados Unidos y ahora llega a España, vía Barcelona. A finales de enero, la campaña se trasladará a los autobuses de la capital, donde se espera que la campaña, que busca promocionar el ateísmo, alcance el nivel de polémica que ha suscitado en otras ciudades.

Ayuntamiento popular
Y es que, si en Barcelona ya provocó el malestar del arzobispado y de partidos políticos como el PP o Ciutadans, en Madrid el problema puede generarse desde su inicio, ya que la compañía de transporte público está en manos del Ayuntamiento de la ciudad, en manos de los populares, y su oposición sería suficiente para que la campaña no se llevase a cabo.

Sin razones para su prohibición
La campaña es responsabilidad de la Unión de Ateos y Librepensadores (UAL), una federación que nació en Cataluña, pero que agrupa a asociaciones de toda España que defienden el ateísmo y el laicismo. El objetivo es mantener el mensaje, en principio, durante dos semanas. Desde la UAL, su presidente, Albert Riba, confía en que no el Ayuntamiento de Gallardón no se oponga: «Confiamos en que eso no ocurra, porque no existe ninguna razón legal para prohibir una campaña de este tipo». Y es que la campaña no cumple con ninguno de los requisitos para ser prohibido. “El anuncio no incita a la violencia, ni contiene sexo explícito, ni falta al respeto a nadie», asegura Riba.

La segunda opción mayoritaria
La razón para llevar a cabo la campaña es la existencia de numerosos ciudadanos ateos en España, que sin embargo se encuentran en la absoluta invisibilidad: «Nuestro objetivo es hacer visible la existencia de millones de ciudadanos ateos. Según las estadísticas del Centro de Investigaciones Sociológicas, un 20% de españoles se declaran ateos o agnósticos, y en Cataluña somos más del 30%. Eso significa que, después de la Iglesia católica, representamos la segunda opción», explica Riba.

En manos de los ciudadanos
En Barcelona, la oposición de ciertos partidos políticos les ha llevado incluso a acusar al ayuntamiento de la ciudad de costear con dinero público la campaña. En Madrid, al igual que en la ciudad condal, será costeada en su totalidad por la UAL. Será mediante las cuotas que pagan sus más de 2.000 socios y gracias a una cuenta corriente abierta por la asociación para recaudar fondos. De momento, cuentan con unos escasos 1.500 euros que servirán para mantener la campaña durante 15 días en el lomo de dos autobuses de la EMT. A partir de entonces, la prolongación de la campaña estará en manos de las aportaciones ciudadanas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...