El Ateneo Republicano Puerto Real ha celebrado la «Tertulia Laica»

En ella se ha debatido el tema del laicismo que «está de actualidad ya que los partidos políticos emergentes llevan un ideario republiano en su esencia»

El Ateneo Republicano Puerto Real ha celebrado en la Casa de la Juventud el acto “Tertulia Laica», fiel a los valores que defiende, este acto con la idea de promover un debate, el del laicismo, que está de actualidad, «ya que los partidos políticos emergentes en la últimas elecciones llevan un ideario republicano que, en su esencia, ampara una sociedad laica como objetivo fundamental».

La mesa estuvo compuesta por Pepe Pettenghi, vicepresidente del Ateneo, y por Javier Fajardo Sanchez, sacerdote de una amplia trayectoria social y protagonista de movimientos sociales cristianos. Ante una nutrida asistencia fueron presentados por Lola Sanisidro, quien glosó una breve biografía de ambos y explicó el sentido de la Tertulia Laica.

El modelo de la tertulia se fijó en una intervención inicial de los dos ponentes, después ahondar en los asuntos en los que se dieran divergencias, y posteriormente abrir ese debate a las sugerencias, preguntas o aportaciones del público presente. Empleó su turno Javier Fajardo en explicar su posición personal ante el laicismo, para pasar a aclarar qué significan los términos laicismo, confesionalismo, y sus aplicaciones: estado laico, estado aconfesional, estado confesional y estado teocrático, con ejemplos prácticos hizo de los diferentes tipos de sociedades. Después realizó un recorrido a través de la Historia de esas diversas situaciones, con especial hincapié en España y sobre todo a partir de la II República. Afirmó que el mensaje original de Cristo está hoy adulterado por la jerarquía eclesial, pero que sigue vigente y aún es válido.

Pepe Pettenghi, por su parte, indicó que desde el ateísmo se allanan mucho las cosas en el camino hacia una sociedad laica.Que el laicismo no va contra nadie sino que pretende la absoluta separación entre creencias y estado y que así nadie debe tener privilegios en una sociedad por el mero hecho de tener creencias religiosas. Partiendo de noticias de actualidad referidas a la intromisión de la religión en la política y en la vida pública, hizo una reflexión hasta evidenciar que España es un país confesional, en el que la Iglesia Católica ocupa un lugar de privilegio. Afirmó que el Concordato de 1979 es un obstáculo que impide una sociedad laica, si bien la comprensión y el respeto y, sobre todo, no creer que nadie es mejor que nadie son reglas esenciales para la convivencia.

A continuación entre ambos ponentes abordaron el debate de temas como la financiación de la Iglesia Católica, la enseñanza de la religión en las escuelas, de los límites de la crítica cuando hay por medio creencias religiosas y de la incidencia de la religiosidad folklórico-popular en el camino a una sociedad laica. A continuación se abrió un debate en el que intervino el público con opiniones que generaron la controversia sobre estos asuntos, siendo el de la Semana Santa el que acaparó más atención.

Tras un animado turno de preguntas, que al final hubo que cortar por parte del público asistente, el acto lo cerró Lola Sanisidro, presidenta del Ateneo, agradeciendo a los presentes su asistencia y a los ponentes su participación

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...