El arzobispo será juzgado por coacciones, lesiones y acoso

Hoy, juicio contra un profesor despedido por «no evangelizar» a los alumnos

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández, será juzgado por los presuntos delitos de calumnias, injurias, coacciones, lesiones e integridad moral o acoso contra el canónigo de Francisco Javier Martínez Medina, según se desprende del escrito de la acusación particular al que ha tenido acceso este periódico. Según dicho escrito, la acusación pide varias penas de multa e incluso de prisión, «la cual solicitamos que sea sustituida en la propia sentencias» por penas de sendas multas.

En los hechos del citado escrito, que será el presentado en el juicio que se celebrará el próximo día 14, se narran los impedimentos que puso el arzobispo a la ejecución de un gran Museo de la Catedral y la elaboración de un libro que iba a reflejar la riqueza cultural del templo granadino. Todo ello, según el escrito, debido a el enfrentamiento que el arzobispo de Granada mantenía con Caja Sur, entidad que iba a financiar los proyectos, cuando el acusado era obispo de Córdoba. Desde entonces, dice la acusación pública, el arzobispo comenzó a «vejar, acosar y humillar» a Martínez Medina, coordinador de la exposición y del libro, «tratando de conseguir por la fuerza y con intimidación que se marchara de la catedral, de la que era canónigo, que abandonara sus cargos relacionados con el patrimonio y que no ejecutara los proyectos en marcha».

Como el citado canónigo no paralizó el libro, que recordemos le fue encargado por el anterior arzobispo de Granada, monseñor Cañizares, «en un tono amenazante le dice que si no detiene la publicación del libro pagará las consecuencias, y que con látigo le enseñará a obedecerle, sólo a él, acusándole de ser un mal sacerdote».

La acusación pública también dice que en algunas parroquias de Granada, durante la misa, se leyeron escritos contra el canónigo y que éste, «debido a la campaña de injurias y difamación emprendida contra él», sufrió lesiones psicológicas y «un agravamiento de sus problemas de hipertensión».

Igualmente, el escrito dice que la madre del canónigo pudo morir al empeorar su salud debido al sufrimiento por la situación en la que vivía su hijo.

La vista oral comenzará el día 14 y ya hay más de una treintena de periodistas acreditados. El TSJA tiene pensado poner mas bancos en la sala debido a la expectación que ha levantado este caso.

Profesor despedido

Por otra parte, el Juzgado número 6 de Granada acogerá hoy el juicio por el despido del profesor de Educación Física de la Escuela Universitaria de Magisterio La Inmaculada, que denunció a la Archidiócesis de Granada, de la que depende el centro, después de haber sido despedido por «no evangelizar» a los alumnos «ni sentir la llamada de Cristo». La vista oral está prevista a las 10.30 horas. El profesor, Josué González, de 27 años, que es además antiguo alumno del centro, demandó a éste tras conocer en julio que cesaba el contrato que mantenía con él.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...