El arzobispo mantiene al profesor de Religión detenido por abusos a menores

En el Instituto de Dúrcal (Granada) aún están conmocionados por la supuesta vinculación de su profesor de Religión al ‘clan de los Romanones’. El profesor Sergio Q.M. fue detenido este lunes junto a los tres sacerdotes sospechosos de ser los presuntos autores de los abusos sexuales a menores que investiga el Juzgado de Instrucción número 4 de Granada. En el Instituto, no se explican que el arzobispo de Granada, Javier Martínez, a quien corresponde designar a los profesores de Religión, lo haya mantenido como docente a pesar de conocer, al menos desde finales de agosto, su supuesta implicación en el caso de los abusos sexuales. Tampoco se lo explica la Junta de Andalucía, que ha urgido al Arzobispado a retirar al profesor la idoneidad para impartir clases.

De hecho, el profesor estuvo impartiendo clases hasta el viernes. El prelado no ha comunicado en ningún momento a la Delegación Provincial de Educación la retirada de la idoneidad al profesor, según han asegurado fuentes institucionales. Tampoco lo ha hecho después de la detención. En la tarde de ayer, Educación no había recibido notificación alguna del Arzobispado. La delegada de Educación, Ana Gámez, ha pedido al arzobispo una respuesta “rápida y contundente” y la retirada de la idoneidad al profesor, como medida cautelar, para que la Junta pueda contratar uno nuevo.

El nombramiento de los profesores de Religión en los centros públicos corresponde a la Diócesis. Es el Arzobispado el que los selecciona, el que concede la idoneidad para impartir clases y el que la retira. Sergio Q.M., el seglar que permanece arrestado junto a los tres sacerdotes, fue propuesto por el Arzobispado para impartir clases desde 2007.

Llama la atención que Javier Martínez suspendiera de sus responsabilidades pastorales a los tres curas el pasado 15 de octubre, después de que el joven Daniel denunciara los hechos ante la Fiscalía, y no adoptada ninguna medida cautelar contra el profesor de Religión, hermano de M.Q.M., párroco de la Iglesia San Juan María Vianney, también vinculado al grupo de los ‘romanones’ e investigado por presunto encubrimiento.

Los supuestos autores de los abusos, los sacerdotes Román M. V. d C., expárroco de San Juan María Vianney, Francisco J. C. M., exvicario judicial, y Manuel M. M., expárroco en los Tablones de Órgiva, junto al seglar Sergio Q. M., han pasado su segunda noche en los calabozos. Todos han permanecido incomunicados en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, con sede en Granada, y previsiblemente pasarán hoy a disposición judicial.

SEGUNDA DENUNCIA

Los detenidos han contratado para su defensa al despacho Muriel Abogados, de Marbella, penalistas especializados en macrocausas contra la corrupción, como el caso ‘Malaya’ y en procedimientos por blanqueo de capitales y tráfico de drogas.

Tal y como avanzó andalucesdiario.es, se ha formalizado una segunda denuncia por supuestos abusos sexuales contra el ‘lider’ de ‘romanones’ y otros miembros del grupo. La denuncia fue presentada en el Juzgado de Guardia por un joven que prestó declaración como testigo en el marco de la causa que instruye el Juzgado de Instrucción número 4.

Francisco Javier Martínez arzobispo de Granada

Archivos de imagen relacionados

  • Francisco Javier Martínez arzobispo de Granada
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...