El arzobispo desobediente de Granada, ante la Justicia

Un juzgado de Granada investigará la denuncia de un sacerdote contra el arzobispo Francisco Javier Martínez por supuesto acoso moral, agresiones, injurias y coacción, en lo que será el primer procesamiento judicial en España contra un prelado. Quizá el arzobispo de Granada también se rebele contra la acción de la Justicia, como hiciera recientemente respecto a la asignatura Educación para la Ciudadanía llamando a los padres a la "desobediencia civil" y a la "objeción de conciencia".

El juzgado de instrucción número 1 de Granada ha detectado la posible comisión de delito por parte del arzobispo Francisco Javier Martínez después de que fuera denunciado por un sacerdote por acoso moral, agresiones, injurias y coacción. Martínez se convertirá así en el primer arzobispo juzgado en España.

La vida imposible
El denunciante, el sacerdote Javier M.M., expone que desde que llegó en 2003 a la diócesis de Martínez sufrió acoso moral por parte de éste, le destituyeron como canónigo, le retiraron la cátedra en la Facultad de Teología y se le suspendió para ejercer como clérigo.

Arzobispo incendiario
El arzobispo de Granada protagonizó hace unos días un pronunciamiento contra la asignatura Educación para la Ciudadanía que fue secundado por otros jerarcas de la Iglesia católica. Martínez llamó a la “objeción de conciencia y a la desobediencia civil” ante la asignatura Educación para la Ciudadanía, ya que supone la “invasión de un derecho fundamental de los padres”.

Esta línea pro objeción fue seguida por el arzobispo de Toledo y cardenal, Antonio Cañizares, y por el portavoz del Episcopado, Juan Antonio Martínez Camino. Coronel de Palma, presidente de la COPE, fue un paso más allá al llamar a la “insumisión ante las leyes injustas”.

Para ver el auto judicial que le imputa delitos penales, pulsar en el archivo PDF, adjunto.

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...