El arzobispo de Toledo dice que el «burka» «dificulta la convivencia» y que son las autoridades las que deben decidir

El arzobispo de Toledo y primado de España, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, ha manifestado este martes que el «burka» «dificulta la convivencia» y que son las autoridades «las que tienen que decidir».

El arzobispo de Toledo y primado de España, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, ha manifestado este martes que el ‘burka’ «dificulta la convivencia» y que son las autoridades «las que tienen que decidir».

Durante la presentación del Congreso Eucarítico Nacional, que tendrá lugar en Toledo del 27 al 30 de mayo, Rodríguez Plaza ha comentado de esta forma la propuesta realizada en Lérida para debatir si se prohíbe o no este símbolo.

En otro orden de cosas, ha afirmado que la Iglesia católica estaría dispuesta a renunciar a parte de las ayudas que recibe del Estado si con ello se palía la crisis económica, aunque ha señalado que lo que recibe «es una gota en un océano».

Ha apuntado, sin embargo, que «no caben recortes del Estado a la Iglesia». En este sentido, ha defendido que la asignación de la Iglesia la deciden los ciudadanos y ha añadido que es diferente a los sindicatos, «que se lo dan y no nos enteramos».

Con todo, ha recalcado que la Iglesia siempre es «austera». «Mucha de la atención primaria la hace la Iglesia, cuando es una obligación de las administraciones», ha señalado. También ha reconocido que desde la Iglesia «se están recortando su presupuesto».

Por otra parte, y ante la presencia como legado pontificio del cardenal Angelo Sodano en Toledo, envuelto en una polémica por presuntamente haber encubierto la situación de Marcial Maciel, Rodríguez Plaza ha apuntado que «el Papa no ha dudado en enviarlo como legado pontificio» y ha agregado que en la carta de nombramiento justifica su «idoneidad». «De polémicas o rumores, no hablo», ha sentenciado el prelado.

Finalmente, se ha referido al Congreso Eucarístico de Toledo, el sexto, para decir que se trata de un acontecimiento eclesial bajo el lema ‘Me acercaré al altar de Dios, la alegría de mi juventud’. Así, ha reconocido que en esta ocasión van a tener una especial atención los jóvenes de cara a su participación en la Jornada Mundial de la Juventud (2011) del año que viene y que tendrá lugar en Madrid.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...