El arzobispo de Granada ya protegió en Córdoba a un pederasta al que no destituyó

El caso de los supuestos abusos sexuales que afectan a la Archidiócesis de Granada representa el mayor escándalo conocido hasta ahora de pederastia en España.

La Iglesia ha utilizado tradicionalmente el silencio y el encubrimiento ante los casos de pederastia. Fue lo que hizo el arzobispo de Granada, Javier Martínez, cuando aún era obispo de Córdoba y le estalló la denuncia por abusos sexuales del expárroco de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) José Domingo Rey Godoy, que fue condenado en 2003 a 11 años de prisión por abusos sexuales a seis niñas, con sentencia confirmada por el Tribunal Supremo en 2004.

Martínez lo apoyó y protegió desde el principio. De hecho, el actual arzobispo de Granada dejó la Diócesis de Córdoba sin haber destituido en el cargo al sacerdote sobre el que ya pesaba la imputación por abusos sexuales. El cura quedó en libertad condicional en 2008 y actualmente presta sus servicios en el Archivo de la Diócesis cordobesa.

Coincidiendo su despedida de Córdoba para ocupar la Archidiócesis de Granada, el periodista de Canal Sur Radio Alberto Almansa, ya fallecido, le preguntó por el asunto en una entrevista. He aquí un extracto de la tensa conversación:

Alberto Almansa: ¿Por qué pidió perdón? [por el caso del cura de Peñarroya]

El obispo Javier Martínez: Yo he pedido perdón de una manera genérica porque entre los hombres, en nuestras acciones, siempre hay errores y uno sin querer puede hacer daño a personas. No tiene ningún relación al tema al que tú apuntas.

Almansa: Usted ha podido hacer daño cuando publicó una dura carta pastoral…

El obispo: Yo te rogaría que no habláramos de este tema en absoluto porque no tengo ningún interés en hablar de él.

Almansa: Comprendo que no tenga interés pero nosotros sí…

El obispo: Usted comprende que yo soy libre para concederte esta entrevista y hablo de lo que yo quiera hablar, no de lo que me quieras forzar a decir.

Almansa: En el caso del sacerdote de Peñarroya al final usted se va y el sacerdote sigue. ¿Confía usted en que el Supremo lo absuelva?

El obispo: Perdona, es la entrevista más desagradable que alguien me ha hecho en Córdoba en los siete años. Yo ya he dicho sobre eso todo lo que tenía que decir. Que la justicia humana tiene sus límites y sólo la justicia de Dios es justa y no tengo nada más que decir. Y no tengo nada más que decir. Y siento que seas tan mal profesional.

UNA DEMORA BAJO SOSPECHA

La transcripción no necesita comentarios. A Martínez le critican ahora su proceder en el caso de la denuncia por abusos sexuales, en el que ya hay cuatro imputados, tres sacerdotes y un seglar, profesor de Religión en un instituto de Dúrcal. Los cuatro están en la calle después de haber pasado dos noches incomunicados en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental con sede en Granada. El magistrado Antonio Moreno, titular del Juzgado de Instrucción 4 de Granada, ha decretado a última hora de la tarde del miércoles prisión eludible con fianza de 10.000 euros para el ‘líder’ del grupo de los ‘romanones’, Román M. V. d C,. y libertad con cargos para los otros tres detenidos, Francisco J. C. M exvicario judicial, Manuel M. M., expárroco en los Tablones de Órgiva y el profesor de Religión Sergio Q. M.

Para los cuatro detenidos, el titular del Juzgado ha decretado, como medidas cautelares, el alejamiento y la prohibición de comunicación respecto a los dos denunciantes. Además, tendrán que personarse quincenalmente en el juzgado. El juez ha asumido todas las peticiones del Ministerio Fiscal respecto a la situación personal de los detenidos así como respecto a las medidas cautelares.

El magistrado le atribuye a los cuatro un supuesto delito contra la libertad sexual e indemnidad sexual. En los autos de situación personal notificados a los detenidos, se destaca las dificultades procesales del caso en relación a la tardanza en interponer las denuncias. El juez también ha acordado levantar la medida de incomunicación impuesta a los cuatro imputados tras su detención.

Los detenidos, que han prestado declaración ante el juez a lo largo del día de hoy, han negado los hechos en todo momento y se han declarado inocentes, según ha podido saber andalucesdiario.es

La investigación judicial seguirá bajo secreto de sumario al menos una semana más. Según han asegurado las fuentes consultadas, el magistrado ha decretado nuevas diligencias tras la denuncia de la segunda supuesta víctima que se sustanció este lunes y que ha sido admitida a trámite. El denunciante, de 24 años, es un joven al que Daniel había señalado como posible testigo. De hecho, ya había declarado como tal. Su denuncia, que se ha incorporado a la causa, obliga a realizar nuevas pruebas, incluida la declaración de la víctima.

El caso de los supuestos abusos sexuales que afectan a la Archidiócesis de Granada representa el mayor escándalo conocido hasta ahora de pederastia en España. Fue un joven de 24 años quien decidió destaparlo al enviarle primero una carta al Papa y denunciar después los hechos ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que instó a la Provincial a interponer una denuncia.

Javier Martínez arzobispo Granada

Archivos de imagen relacionados

  • Javier Martínez arzobispo Granada
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...