El arzobispo de Granada veta una conferencia del obispo de Bilbao en la Universidad pública

Javier Martínez se niega a que Iceta hable sobre el Sínodo en el Seminario Henry Newmann

Iceta fue uno de los tres representantes de la CEE en el último Sínodo de la Familia

«Incomprensible, extraña y que rompe con la comunión». Así definen algunos de los afectados la decisión del arzobispo de Granada, el siempre polémico Javier Martínez, de vetar la presencia del obispo de Bilbao, Mario Iceta, en la diócesis, para pronunciar una conferencia sobre las conclusiones del Sínodo de la Familia este jueves en la Universidad Pública de Granada.

La medida, tomada a última hora -el anuncio de la charla estuvo, hasta anoche, colgado en la mismísima web del Arzobispado-, supone una clara intromisión en el trabajo de una universidad pública y, eclesialmente, un hecho grave, pues en pocas ocasiones un obispo niega la entrada en la diócesis a otro.

Mario Iceta, obispo de Bilbao, es presidente de la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal y, como tal, uno de los tres representantes de la CEE en el último Sínodo de la Familia, cuyas conclusiones se harán públicas la próxima semana. Este jueves, tenía prevista su intervención en el Seminario de Estudios «J. H. Newman» de la Universidad de Granada para impartir la conferencia «Conclusiones sinodales ante los desafíos contemporáneos de la familia».

El «Henry Newman» es conocido en Granada por su marcado perfil conservador (buena parte de sus miembros pertenecen al Camino Neocatecumenal o, como el propio Javier Martínez, a Comunión y Liberación), por lo que el veto a la charla de Iceta -quien tampoco es precisamente conocido por sus veleidades «progresistas»- resultaba aún más desconcertante.

Desde la organización de la conferencia, que se incluía dentro del curso «Perspectivas de Temas de Actualidad», estaban preocupados porque el Salón de actos de la Escuela Técnica de Ingeniería de Caminos, Puertos y Canales de la Universidad de Granada se les iba a quedar pequeño. Y, aunque no es práctica habitual al ser una universidad pública, al tratarse de un obispo se quiso informar al arzobispo de Granada.

Según ha podido confirmar RD, Javier Martínez en principio no puso pega alguna -la muestra es el anuncio, ahora eliminado, en la web diocesana-, pero a los pocos días propuso cambiar la fecha al no encontrarse él en Granada mañana. Finalmente, y tras un intercambio de «correos malsonantes», el prelado impuso su prohibición, de la que también informó al propio Iceta.

En el escrito enviado por el seminario a sus socios, se informa de que «cuando un obispo va a otra diócesis es normal que éste anuncie su visita y pida el plácet al obispo de esa diócesis, aunque la visita sea, como en este caso, para una actividad universitaria».

«Lamento comunicaros que el arzobispo de Granada, D. Javier Martínez Fernández, no ha concedido el plácet al obispo de Bilbao, D. Mario Iceta Gavicagogeascoa, para que pueda impartir en la Universidad de Granada la conferencia prevista para este próximo jueves 31 de marzo, y que ya había sido anunciada desde hace varias semanas. Por lo tanto, muy a mi pesar y en contra de mi voluntad, queda suspendida la conferencia de D. Mario Iceta Gavicagogeascoa», afirma el escrito.

Antes de eliminar la noticia, la web de la diócesis reproducía la siguiente información:

Mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa, Obispo de Bilbao, impartirá una conferencia sobre «Conclusiones sinodales ante los desafíos contemporáneos de la familia» el próximo jueves en nuestra Archidiócesis.
El Obispo de Bilbao visitará Granada el jueves, 31 de marzo, para ofrecer una ponencia dentro del ciclo de conferencias «Perspectivas de Temas de Actualidad» que organiza el Seminario J. H. Newman, de la Universidad de Granada.
El prelado hablará sobre las «Conclusiones sinodales ante los desafíos contemporáneos de la familia» el jueves, a las 19 horas, en el Salón de actos de la Escuela Técnica de Ingeniería de Caminos, Puertos y Canales de la Universidad de Granada. La entrada es gratuita.
Mons. Mario Iceta es doctor en Medicina y Cirugía (Bioética y Ética Médica), y doctor en Teología (Moral Fundamental). Ha desarrollado su ministerio sacerdotal en la diócesis de Córdoba, de la que fue Vicario General. En febrero de 2008 fue nombrado obispo auxiliar de Bilbao, y en agosto de 2010 se hizo público su nombramiento como obispo de Bilbao. Ha participado en el reciente Sínodo de la Familia celebrado en Roma.

 Algunas fuentes han subrayado que la decisión tiene que ver con enemistades personales relacionadas con el pasado de ambos en la diócesis de Córdoba (Martínez no fue a su toma de posesión), aunque otras señalan que se trata únicamente de «una más» del todavía arzobispo de Granada, en la picota desde su muy discutible actuación en el «caso Romanones».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...