El arzobispo de Granada se tira al suelo en la Catedral para pedir perdón por los «escándalos»

Temen eliminación u ocultación de pruebas en el caso de abusos sexuales de Granada

COMENTARIO: Todos los medios de comunicación recogen ampliamente el teatral gesto del arzobispo de Granada para pedir perdón por el "escándalo" de unos abusos a menores de los que tuvo conocimiento y ha venido tratando de encubrir al no poner los hechos inmediatamente en conocimiento de la justicia, tratando de ocultarse,… y tras una semana, posiblemente dando tiempo a sus correligionarios de Comunión y Liberación prepararan una estrategia de apoyo, ahora sale con su teatral ceremonia. Desde Granada Laica se reclama la investigación de sus responsabilidad por parte de la Fiscalía y el Juzgado que llevan la instrucción del caso, para evitar cualquier posible impunidad. Se trata de delitos y no de meras cuestiones internas de la iglesia.


 El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, que comenzó la primera fase del escándalo ocultándose, continuó luego criticando que no se había protegido el derecho a la intimidad y más tarde defendió el derecho de cualquier persona a la presunción de inocencia,  pide finalmente perdón y reconoce que la Iglesia ha podido provocar daños por los presuntos abusos sexuales sucedidos en su diócesis. La presión del Vaticano personalizada en el propio Papa Francisco y de la Iglesia española le obliga a acelerar un proceso en el que iba retrasado y escenificar con determinadas acciones como la protagonizada hoy en la Catedral de Granada ante numerosos feligreses presentes.

Se postra ante el altar de la Catedral
Tal es la evolución en este sentido del affaire del clan de “Los Romanones” que el arzobispo hoy, en un hecho inaudito y que solo realiza cada Viernes Santo, se ha postrado hoy ante el altar mayor de la Catedral de Granada para pedir perdón por los “escándalos” que han afectado a la Iglesia. El prelado ha permanecido tumbado durante varios minutos junto a otros religiosos delante de los numerosos fieles que han acudido a la eucaristía de las 12.30 horas.

Solo lo hace cada Viernes Santo
El gesto de Martínez, que según ha explicado él sólo hace también cada Viernes Santo, se produce a punto de cumplirse una semana desde que se hayan conocido públicamente los presuntos abusos sexuales cometidos por sacerdotes de su Archidiócesis.

Pide perdón por los “daños causados” y los “escándalos” de la Iglesia
“Los males de la Iglesia son los males de cada uno de nosotros”, ha asegurado el arzobispo, que ha reiterado su perdón por los “daños” que se hayan podido causar y por los “escándalos” conocidos esta semana.

Las investigaciones sobre supuestos abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Granada continúan, cuando está a punto de cumplirse una semana desde que se conociera la instrucción judicial. El secreto de sumario que se ha decretado sobre estas actuaciones no ha frenado el interés ni las especulaciones sobre un asunto que augura nuevos capítulos.

Un arzobispo en entredicho
La gestión de estos supuestos abusos contra al menos un joven, entonces menor de edad, ha llegado a poner en entredicho desde algunos ámbitos eclesiásticos la labor al frente de la Archidiócesis de Granada de Francisco Javier Martínez, quien ha insistido en que actuó de inmediato tras dar verosimilitud a los hechos denunciados.

Seguidores y detractores del arzobispo
Martínez, sobre el que vuelve a situarse una vez más el foco de la actualidad, suma estos días tanto seguidores como detractores, que han llegado a promover desde internet grupos de apoyo ante los actuales “problemas” de su Archidiócesis y otros que rechazan su gestión y piden su destitución.

Malestar judicial
El malestar también ha calado en el seno de la propia investigación judicial, caso de la Fiscalía de Granada, que en su único pronunciamiento oficial ha advertido sobre las negativas consecuencias del quebrantamiento del secreto de sumario decretado.

Investigación “gravemente comprometida”
El Ministerio Público ha llegado a apuntar en este sentido que la continuidad de la investigación se ha podido ver “gravemente comprometida” por ciertas filtraciones y, de hecho, ha avanzado que mientras que la instrucción siga declarada secreta no proporcionará “datos ni comentarios”.

Conocimiento público de muchos detalles
Fuentes cercanas a la investigación expresan incluso su preocupación por el hecho de que la denuncia de los supuestos abusos se haya conocido de forma pública muy poco tiempo después de iniciarse la instrucción.

Eliminación de pruebas
Esta circunstancia, han apuntado las fuentes, podría traducirse en una hipotética eliminación u ocultación de pruebas por parte de posibles implicados en la trama, una vez que éstos se hayan podido “sentir investigados”.

En cualquier caso, la instrucción judicial iniciada a raíz de la denuncia por supuestos abusos a un joven, que llegaron incluso a oídos del papa Francisco que telefoneó al denunciante, sigue su curso y pronto podrían conocerse más víctimas o incrementarse además el número de responsables.

Además de que puedan sumarse más víctimas, el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, tampoco ha descartado estos días que, del avance del trabajo policial, se sustancien detenciones, si bien no ha llegado a precisar cuándo o cuántas serían.

De hecho, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han informado a lo largo de toda esta semana que no había ordenado “por ahora” arrestos por parte del Juzgado instructor.

También está por ver la vertiente económica de la supuesta trama, un aspecto relacionado con la gestión patrimonial de los implicados que, según palabras del propio subdelegado, tampoco “se desdeña” aunque no sea la “línea argumental básica” de la instrucción.

La investigación abierta por el Juzgado de Instrucción 4 de Granada se cierne de momento sobre algo más de una decena de personas, de las que diez serían sacerdotes y dos seglares, indicó por su parte el TSJA.

La causa tiene su origen en la denuncia que un joven de 24 años interpuso en octubre por supuestos abusos sexuales ante la Fiscalía, después de recibir en agosto una llamada telefónica del papa Francisco, que le pidió perdón en nombre de la Iglesia tras leer el escrito en el que le relató los hechos, ocurridos cuando era menor.

arzobispo de Granada en el suelo abusos 2014

Archivos de imagen relacionados

  • arzobispo de Granada en el suelo abusos 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...