El arzobispo de Granada no admite el auto del juez

El arzobispo de Granada, Francisco Javer Martinez, ha recurrido el auto del titular del Juszfado de Instrucción 1 de Granada que considero "válida y eficaz" la notificación realizada al nucio sobre la admisión a trámite de la querella presentada por un sacerdote contra éste. El arzobispo sostiene que ese auto debe se le debe comunicar por vía diplomática a la Santa Sede.

 

El juez desestimó, tras consultar a las partes, un recurso anterior presentado por el arzobispo en el mismo sentido, que ha vuelto a ser recurrido por la defensa del arzobispado en los mismos términos, según indicaron a Europa Press fuentes del arzobispado granadino.

Se trata de que la comunicación de la admisión a tramite de la querella se haga a la Santa Sede a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, en virtud del acuerdo de 1976 suscrito entre Iglesia y Estado.

Sin embargo el juez acordó comunicarlo al nuncio de la Santa Sede en España, y seguir con la instrucción de la querella interpuesta contra el arzobispo por el sacerdote F.J.M.M. por los presuntos delitos de injurias y calumnias, coacciones, lesiones y contra la integridad moral.

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informó ayer en un comunicado de prensa que «reitera» lo ya indicado antes, considerando así que «se encuentra ya cumplido el trámite de comunicación a la Santa Sede », criterio asumido por el instructor del caso.

En el auto el juez subrayó que «el nuncio es el embajador en España de la Santa Sede, a todos los efectos. El nuncio es el jefe de máximo rango de la Santa Sede y la Nunciatura es la misión diplomática de la Santa Sede ante los Estados con los que mantiene relaciones diplomáticas ».

El pasado 14 de abril, el juez admitió a trámite la querella presentada contra el arzobispo, al que citó a declarar el 26 del mismo mes. Aunque el 18 de abril se dictó una providencia en la que se acordaba comunicar al nuncio la presentación de la querella, la representación legal del arzobispado comunicó al juez que debía notificarse a la Santa Sede por vía diplomática.

La querella fué presentada por el sacerdota F.J.M.M. después de que el pasado mes de febrero tuviera lugar un acto de conciliación en el Juzgado 5 de Granada que concluyó sin avenencia. El arzobispado suspendió al denunciante de sus funciones de sacerdote, tras retirarle la canonjía de la catedral, que le fue concedida en el 2000 con carácter vitalicio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...