El arzobispo de Canterbury no ve «problema alguno» en que haya obispos homosexuales si respetan el celibato

Rowan Williams rechaza las relaciones gais en el obispado porque «el coste que tendría que soportar la Iglesia sería demasiado grande»

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, junto al papa Benedicto XVI en la reciente visita de éste último a Londres. JOHN STILWELL/ POOL | EFE El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, ha asegurado en una entrevista a The Times que "no hay problema alguno" con la posibilidad de que los homosexuales puedan aspirar al cargo de obispo mientras mantengan el voto de celibato, de acuerdo con el estándar que marca la historia y la tradición”.

El religioso ha dado así su respaldo a la consagración de obispos homosexuales en la Iglesia de Inglaterra, en lo que ha sido su primera declaración pública sobre esta cuestión desde el 2002. No obstante, el arzobispo ha rechazado apoyar relaciones gais dentro del obispado porque "el coste que tendría que soportar la Iglesia sería demasiado grande, una vez llegados a ese punto".

"Creo que si no fuera honesto conmigo mismo a la hora de hacer mi trabajo, significaría que es mi propio trabajo el que exige que mienta. Eso me preocuparía mucho. No soy el portavoz de nada. Simplemente soy alguien que está al mando durante el desarrollo del debate", ha indicado el arzobispo.

Rowan Williams ha añadido: "Para simplificar: no hay problema alguno con un obispo gay. Sí lo hay con el hecho de que existen estándares tradicionales e históricos que el clero tiene que respetar. Así que siempre hay que cuestionarse su vida personal".

Archivos de imagen relacionados

  • arzobispo de Canterbury
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...