El Arzobispado y la Plataforma de Ayuntamientos

COMENTARIO DE LA PLATAFORMA DE DEFENSA DEL PATRIMONIO NAVARRO:

Os enviamos aquí una carta enviada por dos cristianos de base aparecida en el Diario de Noticias.

       No estamos de acuerdo con ella, pero creemos que es un punto de vista que merece la pena que todos conozcamos.

       Siguen la línea de muchos párrocos, de decir que el Arzobispado está inmatriculando y vendiendo bienes que no son de él sino de las parroquias.

       Nosotros no decimos que los bienes son de los Ayuntamientos, sino que son de los pueblos. Insistimos en que bajo el concepto "parroquia" ha estado siempre todo el pueblo, de grado o a la fuerza. Y quien levantó las casas, cementerios, ermitas e iglesias fue todo el vecindario. Y que los herederos de todo ese pueblo no son los parroquianos de hoy, como dicen los del escrito, ni mucho menos el Arzobispado, en los que coincidimos unos y otros. El propietario sigue siendo todo el pueblo. Y el conjunto del pueblo (salvo alguna excepción, como es el caso de Muskilda) hoy día sólo tiene un representante: el Ayuntamiento o Concejo.

       En esta línea estamos preparando una contestación pública.


LA Plataforma de Ayuntamientos para la defensa del patrimonio navarro ha denunciado reiteradamente la inclusión, por parte del Arzobispado, en el Registro de la Propiedad, de templos, ermitas, casas y tierras. Un grupo de miembros del pueblo y también de la Iglesia hemos reflexionado sobre el tema y queremos ofrecer nuestro punto de vista.

1. El Arzobispado. Está actuando como dueño y señor de los bienes de las parroquias. No sólo porque los haya incluido por su propia y exclusiva decisión en el Registro de la Propiedad, como ha hecho en tantas ocasiones. Utilizando, además, una fórmula desafortunada, en nombre "de la Diócesis", aunque añade "para la parroquia de x". Sabemos de un grupo de sacerdotes que escribieron a los responsables del Arzobispado llamando su atención sobre ello. Pero, por lo que parece, poco les importa, porque no han tomado en consideración su parecer, y no les han respondido siquiera. Pero no se trata solamente de eso. El Arzobispado ha vendido y está vendiendo casas y tierras de las parroquias, sin el visto bueno de los parroquianos, sin preguntarles, sin siquiera comunicarles. A veces han puesto al tanto al cura correspondiente y utilizado su firma. Nada más. En ocasiones, ni eso.

¿Está bien vender una casa, que se ha utilizado y se puede utilizar para tantas cosas, por las gentes de la parroquia, sin decirles nada a ellos? Pero más. ¿Es lícito vender un edificio levantado con el dinero y el trabajo de los miembros de la parroquia, sin contar con ellos? ¿Qué legalidad tiene esa decisión? Por eso hemos señalado que ha sido tomada sin el visto bueno de la parroquia, que es la dueña verdadera. Creemos que los sacerdotes que están en las parroquias tienen también buena parte de responsabilidad de que las cosas se hagan como se hacen. Y es que los laicos no tenemos información sobre estos temas, y no nos sentimos en absoluto responsables. Los sacerdotes sí están más informados y, en nuestra opinión, deben comunicar a la gente de la parroquia esa información.

2. La Plataforma de Ayuntamientos. Según manifiesta, quieren defender el patrimonio de la Comunidad Foral. Y, en cierta medida, nos puede ayudar a darnos cuenta. Ha publicado artículos en la prensa, ha dado a conocer algunas cosas, -la verdad, no muchas- y lo han recogido en un libro. ¡Qué pena que no hayan hecho mejor su trabajo! ¡Atreverse a decir que los templos, ermitas y casas parroquiales los construyeron y son de los ayuntamientos! ¿No se deben, más bien, a las aportaciones de dinero y trabajo de los cristianos? En los libros parroquiales de los pueblos pueden verse los ingresos y gastos hechos a lo largo de los siglos. El Ayuntamiento ha tenido y tiene otros libros de cuentas, de sus ingresos y sus gastos. Y no están incluidos entre estos últimos los templos y las casas parroquiales.

Hay ayuntamientos y concejos que han concedido préstamos y donativos para ampliación y arreglo de templos y casas parroquiales. Si fueran del Ayuntamiento, ¿tendría sentido hacerse préstamos a sí mismos? También se han dado casos en sentido inverso, de las parroquias a los ayuntamientos. Y viniendo a la actualidad, en los últimos 50-60 años, para la multitud de restauraciones y renovaciones realizadas, de las que son testigos muchos de los que hoy viven, ¿por qué se han hecho tantas y tantas colectas extraordinarias en las iglesias? Siendo de los ayuntamientos, ellos hubiesen pagado todas las obras. Y ya no existirían libros de cuentas parroquiales, si no es para el funcionamiento ordinario del templo.

Vamos a recordar otro argumento que se utiliza en ocasiones. Que el Ayuntamiento, como otra institución, aporte ayuda económica para alguna obra, ¿trae como resultado el cambio de propiedad de los templos y casas? Las inversiones que se hacen en el municipio, con aportación del Gobierno, ¿hace que lo realizado pasa a manos de éste? ¿Pierden los vecinos la propiedad de sus casas, por las ayudas públicas recibidas para arreglos y restauraciones? Una sociedad, recreativa, cultural o de otro signo existente en el municipio, se hace con unos bienes, fruto de las aportaciones de los vecinos, ¿a quién se le ocurre pensar que esos bienes son propiedad del Ayuntamiento, porque los socios son gente del pueblo? La parroquia la constituyen gente del pueblo y es una sociedad con miras a la vivencia de la fe de esa gente. Los bienes de que dispone esa sociedad llamada parroquia, ¿resulta hoy ser propiedad del Ayuntamiento, porque sus integrantes son del pueblo? Una sociedad legalizada, y la parroquia, en este caso, tienen personalidad jurídica propia, que el Ayuntamiento no puede negar. Nos extrañan mucho algunos argumentos que utiliza la Plataforma. Hay en este grupo historiadores, abogados y peritos en otras materias, pero también nos parece a nosotros que disponen de una escasa información, y quizá les mueva también alguna otra razón que no conocemos.

Lo que hemos dicho de las parroquias es lo que nosotros conocemos, y hay documentación para constatarlo. No pretendemos, con ello, afirmar que la historia y situación de todos los templos, ermitas, casas y huertos de Navarra que utiliza la Iglesia tengan la misma historia y se encuentren en la misma situación. Creemos que no. Pero no conocemos más que la de algunas parroquias, aunque suponemos que hay bastantes más en situación semejante. Por eso no negamos que en lo que dice la Plataforma no exista nada de verdad. Entonces, deberíamos ofrecer lo que sabemos, y guardar silencio sobre lo que no estamos enterados. Actuando con respeto y seriedad, seguro que aclararíamos más cosas y mejor.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...