El anuncio de «Pobre José. Es difícil emular a Dios» no es ofensivo, según la autoridad publicitaria neozelandesa

La valla publicitaria con la que la iglesia anglicana de St Matthew-in-the-city, en Auckland, ironizó las pasadas Navidades sobre la concepción de Jesús por parte del Espíritu Santo ha sido declarada "no ofensiva" por la Autoridad de Normas Publicitarias (ASA) de Nueva Zelanda. En el anuncio, podía verse en la cama a un José resignado y a una María que miraba al Cielo bajo un texto que decía: "Pobre José. Es difícil emular a Dios". La ASA recibió denuncias que decían que el cartel -retirado después de sufrir cuatro ataques vandálico- era ofensivo, insensible, blasfemo y se burlaba de los cristianos. La autoridad controladora de la publicidad en Nueva Zelanda considera, sin embargo, que la imagen es "relativamente inocua" porque no hay desnudos ni actos sexuales y que el anuncio en su conjunto fue "preparado con el debido sentido de responsabilidad social hacia los consumidores y la sociedad". El objetivo de la campaña publicitaria era llamar la atención sobre lo increíble y ridículo de la historia tradicional navideña, según los responsables de St Matthew-in-the-city. "Esta valla satiriza y se burla de la idea literal de que Dios es un hombre y que de alguna manera ese hombre impregnó a María", dijo hace cuatro meses el vicario Glynn Cardy. Tras el fallo favorable de la ASA, la parroquia prepara ya otro anuncio provocador para esta Semana Santa.

Jose y Maria en la cama

Archivos de imagen relacionados

  • Jose y Maria en la cama
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...