El antiabortista Ollero defiende que puede sentenciar sobre el aborto

«No tiene sentido imaginar que los magistrados llegamos al Tribunal con recetas precocinadas» El magistrado subraya que el ponente de la sentencia solo tiene un voto

El magistrado del Tribunal Constitucional Andrés Ollero Tassara, exdiputado del PP durante 17 años y conocido por sus estudios contrarios al aborto, ha defendido su capacidad para ser ponente en la sentencia sobre el recurso contra la ley de aborto del Gobierno socialista, después de que el PSOE y asociaciones de jueces hayan pedido que se inhiba. "No tiene sentido imaginar que los magistrados llegamos al TC con recetas precocinadas", sostiene en un artículo en el diario ABC, en el que también subraya que el ponente de la sentencia solo tiene un voto y que la decisión se adopta por mayoría.

Ollero explica que, como magistrado del Constitucional, ha jurado dedicarse a esa tarea "respetando una estricta metodología jurídico-constitucional, diversa de la propia de polémicas morales o debates políticos", lo que no implica "relativismo ni teoría de la doble verdad". A su juicio, sería un "insulto" interpretar que un magistrado, dada su condición de creyente, fuera incapaz de encontrar argumento racional alguno que le permitiera fundamental la inconstitucionalidad de una ley. Ollero es miembro del Opus Dei y ha publicado artículos en los que asegura que España es "un paraíso del turismo abortista " o que "si hay un ser humano, dejar a su madre en paz supone autorizar un acto de guerra contra su hijo, permitiéndole que se desembarace de él".

"No es lo mismo expresar con libertad lo que a uno le parece moralmente más valioso o políticamente más deseable, que dictaminar con objetiva imparcialidad si se han respetado las mínimas exigencias constitucionales en una determinada resolución, sea cual sea el grado en que se la pueda subjetivamente considerar valiosa o deseable", añade el magistrado. 

Ollero argumenta además que su defensa de valores humanos básicos hace de la moral católica "una religión bastante razonable" y juzga "de irracionalidad política" descalificar al que piense de modo diverso atribuyéndole "ideas preconstitucionales".

Por último, subraya que el ponente de la sentencia, como es su caso en el la futura sentencia del aborto, sólo cuenta con un voto y, en todo caso, expone el parecer del tribunal: "Si no convence de la validez de sus planteamientos a la mayoría, deberá elegir: o rectifica expresando los predominantes o renuncia a la ponencia, que pasará a otro de los magistrados sin mayores problemas".

Concentración, el pasado julio, contra la nueva ley del aborto que planea el Gobierno. / SANTI BURGOS

Archivos de imagen relacionados

  • Mani aborto2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...