El Ángel de Aralar no visita el Parlamento Navarro

Tras el infructuoso intento de algunos grupos parlamentarios de erradicar otra de las tradiciones en Navarra, la de que el Ángel de Aralar visite las instituciones de la Comunidad foral, el capellán ha decidido que el Ángel no visite este año la sede del Parlamento de Navarra por las discrepancias entre las formaciones políticas.

Una decisión a la que todos los partidos han profesado su «respeto». El parlamentario de UPN, Carlos García Adanero, ha manifestado su «respeto total» a la decisión del «custodio del Ángel, que prefiere, ante las discrepancias que existen, no acudir a sede parlamentaria». «Entendemos que había una mayoría a la que le parecía bien que acudiera, pero si prefiere no venir, respeto total», ha comentado.

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha indicado que su partido «defiende la separación Iglesia-Estado«, pero ha añadido que «eso no quiere decir que no tenga que haber ningún contacto entre Iglesia y organización política». Ha mostrado «respeto» a «la decisión de la autoridad eclesiástica«.

Por su parte, Adolfo Aráiz, de EH Bildu, ha indicado que «la reacción de la Iglesia y del capellán de Aralar está por encima de la trifulca partidista«. «Ha sido positiva esa reacción y esa normalidad que ha planteado la Iglesia debería ser extensiva a otras manifestaciones religiosas que se dan en ámbitos de las instituciones, ha expuesto.

Desde Podemos, Laura Pérez ha dicho que son «partidarios» de la separación Iglesia-Estado. Ha defendido que «se garantice el derecho a una normal convivencia y la laicidad» y ha considerado que «lo más apropiado es, como ha decidido el capellán, que se respete este criterio y se extendiera a otrasinstituciones públicas«.

El socialista Santos Cerdán ha manifestado que defienden la laicidad de las instituciones. «Desde el respeto a todas las religiones, entendemos que una institución no puede estar al servicio de ninguna religión«, ha dicho, para considerar que les parece «bien» la decisión del capellán de no acudir a la Cámara.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha manifestado que «es una pena que por la intransigencia de algunos, este año el Ángel de Aralar no venga alParlamento«. «Es una tradición de lustros», ha señalado, para criticar que «en el Parlamento se quiere recibir a todos menos a los católicos».

«Es clara la animadversión de estos partidos a lo que signifiquen símbolos católicos«, ha dicho, para indicar que respetan la decisión del capellán. Ha esperado que la «reconsidere» y «en futuras ocasiones el Ángel vuelva al Parlamento».

Finalmente, el portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha indicado que la decisión del capellán es «acertada» y ha abogado por la separación Estado-Iglesia. «No tiene sentido que en el Parlamento haya actos de contenido religioso», ha dicho, para destacar que «en absoluto hay ninguna hostilidad a la Iglesia, sólo defendemos la separación Estado-Iglesia».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...