El «amigo qatarí» de Zapatero castiga con latigazos y cinco años de prisión el sexo anal

COLEGAS exige al emir que despenalice la homosexualidad

A Zapatero le gusta mostrarse como un firme defensor de los derechos de los homosexuales, todo lo contrario que al emir de Qatar. En el pequeño país árabe, el sexo anal está condenado con penas de latigazos y más de cinco años de prisión.

A pesar de estas diferencias, y tras las promesas de inversiones por parte del emirato del golfo, el monarca qatarí ha sido recibido con todos los honores en su visita a España y se le ha otorgado el Collar de la Orden de Isabel la Católica, la principal condecoración a extranjeros que da el Gobierno español.

La Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales COLEGAS ha aprovechado la visita del emir "para exigirle" este 26 de abril de 2011 en un comunicado "la finalización de la penalización de la homosexualidad en el país árabe".

En una nota, el secretario de organización de COLEGAS, Paco Ramírez, ha dicho:

COLEGAS quiere recordarle al gobierno español que el fomento de la economía española y el incremento de lazos comerciales con otros países, no debe anteponerse a la exigencia del cumplimiento de los derechos humanos en el mundo.

El artículo 201 del Código Penal de 1971 de Qatar castiga el sexo anal consentido entre dos adultos (independientemente del sexo) con más de cinco años de prisión.

La aplicación de esta ley, según explica COLEGAS, "no es totalmente rigurosa y generalmente los extranjeros son deportados o invitados a abandonar el país, aunque en los últimos años ha habido continuos llamamientos por parte del gobierno a aplicar más duramente la ley".

En los últimos años ha habido numerosas redadas y arrestos masivos. Los principales afectados por estas acciones han sido trabajadores homosexuales filipinos, que han sido deportados.

En el año 2005 los rumores sobre la homosexualidad de un príncipe qatarí alimentados por la cadena islámica Al-Jazeera incrementaron la polémica en la sociedad. Hubo llamamientos a la lapidación de los homosexuales. En abril de 2011, Alemania expulsó al imán islamista Bilal Philips, de origen jamaicano, por pedir la pena de muerte para los homosexuales. Philips tiene su base precisamente en Qatar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...