El alcalde y el presidente de la Diputación de Málaga, ambos del PP, acompañados de otras autoridades del PSOE en la procesión Magna Victoria

La histórica jornada de ayer comenzó para los hermanos de la Victoria con una inesperada sorpresa en forma de distinción para la imagen. A primera hora de la mañana, los canónigos del Cabildo Catedralicio se reunieron en torno al trono de la Virgen, dispuesto en el trascoro, para entregarle su medalla. El hermano mayor de la Victoria, Francisco Toledo, recibió de manos del deán, Antonio Aguilera, esta distinción, solo concedida hasta ahora para la Virgen de los Dolores del Puente, con ocasión de su coronación en el año 2004. La Patrona lució en su pecho esta medalla durante la mañana y en el acto de la noche pero no así en la procesión, para evitar que el movimiento de la presea pudiera dañar la talla. En su mano, en sustitución del tradicional pajarito, llevó el ramillete de flores de joyería que posee, y a sus pies la media luna cedida por la Cofradía del Socorro de Antequera que ha utilizado durante sus cultos extraordinarios.

Formaron parte del cortejo de la Patrona por el recorrido común representaciones del Ayuntamiento y de la Diputación Provincial, encabezadas por el alcalde, Francisco de la Torre, y el presidente de la institución supramunicipal, Elías Bendodo, respectivamente. Diputados provinciales y concejales del Consistorio, entre ellos el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, vistieron de chaqué.

El obispo precedió al trono junto al vicario general Antonio Coronado y el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Manuel Santiago. También figuró en la presidencia Pablo Atencia, presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa.

Por otra parte, presenciaron la magna el viceconsejero de Turismo, Diego Ramos, las diputadas del PP Celia Villalobos y Carolina España, y el presidente del PP-A, Juanma Moreno, entre otras autoridades.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...