El alcalde (PSPV-PSOE), la Concejalía de Juventud y la Concejalía de Tradiciones de Vila-real (Castellón) organizan y colaboran en la bendición de animales y en otros actos religiosos por San Antonio

El municipio de Vila-real mantiene viva la tradición de festejar al patrón de los animales con la celebración de dos actos ineludibles en el calendario del mes de enero. Este jueves, víspera de la festividad de San Antonio, tendrá lugar la tradicional Matxà, organizada por la Congregació de Lluïsos desde el año 1973, y que cuenta con la colaboración de la Concejalía de Juventud. El viernes, festividad del santo, la ermita de la Virgen de Gracia será escenario de la eucaristía y reparto de panecillos bendecidos, en un acto organizado por la Concejalía de Tradiciones.

Como es habitual, la bendición y pasacalle de animales, conocida como Matxà, tendrá lugar este jueves 16 de enero a las 19.30 horas, desde la plaza Mosén Ballester con un recorrido que discurrirá por la avenida la Murà, Pío XII, Cardenal Tarancón, Arrabal del Carmen, Mayor Santo Domingo, plaza Mayor, plaza de la Vila, Mayor San Jaime y Pere III, para regresar de nuevo a la sede de Els Lluïsos en la plaza Mosén Ballester. Allí se realizará la bendición y reparto de los 4.500 rollos entre los participantes.

A la Matxà se unirá el encendido de la hoguera, recuperando una costumbre muy extendida en los municipios valencianos, en la víspera de la festividad de San Antonio. El día siguiente, 17 de enero, la celebración se traslada a la ermita de la Virgen de Gracia donde, tal y como explican desde la Concejalía de Tradiciones, se sabe que por tradición popular se celebraba la misa y bendición de los panecillos. Allí hay un altar dedicado al patrón de los animales y desde 1483 está documentada la presencia en una de las cuevas del ermitorio de un fraile de San Antonio, que posiblemente dio origen a la devoción al santo que existe en Vila-real.

Así, el viernes 17 de enero a las 13.00 horas tendrá lugar la misa y reparto de panecillos en la ermita. La celebración contará con la presencia de la corporación municipal, encabezada por el alcalde, José Benlloch. En total se repartirán unos 1.300 panecillos, de los cuales 50 son sin gluten, tanto entre los asistentes a la fiesta de la ermita como entre los usuarios de las residencias de ancianos de Vila-real.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...