El alcalde (PSOE) de Valladolid y otras autoridades en la misa funeral celebrada por el arzobispo en la catedral por las víctimas de la covid-19

Valladolid ha vuelto a vivir este sábado una jornada de reconocimiento y homenaje a las víctimas de la covid-19. En esta ocasión con una misa funeral en la Catedral de la capital, con la presencia del alcalde, Óscar Puente; el presidente de la Diputación, Conrado Íscar; y el delegado de la Junta en Valladolid, Augusto Cobos; el subdelegado del Gobierno en la provincia, Emilio Álvarez, así como parlamentarios autonómicos y nacionales.

La Seo metropolitana ha acogido la eucaristía funeral presidida por el cardenal arzobispo, Ricardo Blázquez, a la que estaban especialmente invitados todos los vallisoletanos de la capital y los pueblos que han perdido a seres queridos en estos meses de pandemia. Blázquez ha aludido al inicio del funeral a la celebración este sábado de la festividad de Santiago Apóstol, cuya relación con la evangelización de España ha recordado.

Con aforo limitado al 75%, unas 375 personas han accedido al interior de la Catedral.

La eucaristía ha arrancado con el encendido del cirio pascual colocado frente al altar mayor con la llama que portó una niña de la la familia Cebrián Gervas, de 13 miembros, que también sufrieron el azote del coronavirus. La imagen más llamativa fue la de los asistentes, el cardenal arzobispo y los sacerdotes concelebrantes con la mascarilla y dándose la paz con una leve inclinación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...