El alcalde (PSOE) de Sevilla y otras autoridades civiles y militares en la coronación canónica de la Virgen de la Victoria

Eran las 12:21 cuando el arzobispo, monseñor Juan José Asenjo, ha coronado canónicamente a la Virgen de la Victoria.Se ha cumplido así un largo anhelo de la Hermandad de las Cigarreras, que en los últimos años ha preparado con sumo mimo este momento. La Dolorosa, sin duda una de las imágenes con más valor artístico de la ciudad, ha recibido la corona en el Altar del Jubileo, ataviada con la saya blanca de Rodríguez Ojeda y el manto de camarín que le bordara hace unos años Jesús Rosado.

Culminan así los días grandes vividos por la Hermandad de los Remedios, en los que ha dado sobradas muestras de categoría y buen hacer. Resta aún la gran y gozosa procesión de regreso, que llevará a la Virgen a visitar las capillas de Jesús Despojado o las Aguas, pero eso será a partir de las 16:30.

La ceremonia de coronación se ha celebrado con todo el boato propio de estas ocasiones. La Catedral, donde aún perduran los ecos del Día de la Hispanidad en forma de ofrendas florales ante la tumba de Cristóbal Colón, ha lucido sus mejores galas para la que le puede ser la última coronación antes de la jubilación de Asenjo, ya que la de la Virgen de los Ángeles de los Negritos será ante el monumento de la Inmaculada en la Plaza del Triunfo.

Una amplia representación municipal ha participado también en la ceremonia. Entre ellos, el alcalde, Juan Espadas y los tenientes de alcalde Carmen Castreño, que es delegada del distrito Los Remedios; y Juan Carlos Cabrera, concejal de Fiestas Mayores.

Autoridades en la catedral asisten a la coronación canónica de la Virgen de la Victoria

El alcalde (PSOE) y otros concejales del equipo de gobierno municipal reciben a la Virgen de la Victoria Coronada a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...