El alcalde (PSOE) de Guadalajara y concejales del PSOE y PP en la misa y procesión de la Virgen de la Antigua

Centenares de personas y autoridades políticas han acompañado la imagen de la patrona de Guadalajara que regresará el día 8 al Santuario.

Cientos de fieles acompañaron ayer a la patrona de Guadalajara, la Virgen de la Antigua, en su traslado desde su santuario hasta la iglesia de San Francisco, en el Fuerte. Un acto que año tras año ha ido cargándose de solemnidad y se ha convertido ya en una cita casi tan importante como la procesión que el día 8 la devuelve a su casa. Si bien, el traslado conserva un espíritu de recogimiento que lo hace especialmente emotivo. Quizás porque los fieles llevan esperando un año la salida de la imagen.

La comitiva partió del santuario de la Antigua poco antes de las 21.00 horas, tras la celebración de la eucaristía; por la Calle Mayor llegó a la plaza de Santo Domingo y bajó por Capitán Boixeareu Rivera hasta llegar a la iglesia de San Francisco, donde permanecerá presidiendo los cultos en su honor hasta el día de su festividad, el 8 de septiembre.

Junto a las autoridades religiosas y miembros de la Cofradía de la Virgen de la Antigua, caminaban presidiendo la comitiva los responsables políticos: el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, y el teniente de alcalde, Rafael Pérez Borda, además de otros concejales del equipo de Gobierno y de la oposición, así como el presidente del PP regional, Paco Núñez, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...