El alcalde (PSOE) de Granada preside el pregón de la Semana Santa junto a autoridades militares y cargos eclesiásticos y cofrades

El alcalde de Granada, un representante del Ejército y del arzobispado junto a los directivos cofrades presiden el acto.

Ya advirtió el propio pregonero de la Semana Santa de Granada que su intervención este domingo en el Teatro Municipal Isabel La Católica estaría cargada de sentimiento, recuerdos de su niñez hasta la madurez. Y así fue. Álvaro Barea ha anunciado la pasión granadina con mucha verdad, acento claramente ‘granaíno’ y mensajes dirigidos directamente al corazón de los cofrades de la ciudad.

Poco después de las 12.00 horas la Banda Municipal de Música de Granada inició la interpretación de Semana Santa en Granada, la marcha con la que tradicionalmente arrancan los pregones de la pasión granadina y que en esta ocasión además ha contado con la presencia de los principales representantes políticos en el patio de butacas, cosas de la campaña.

Cuando se alzó el telón la banda inició la interpretación de ‘La Niña de Santa Ana’, una marcha escogida particularmente por el pregonero en un escenario cuya principal novedad estaba en la distribución de la presidencia, en este caso dirigida frontalmente hacia el patio de butacas y no en un lateral del escenario.

Álvaro Barea, durante el pregón de Semana Santa pronunciado este domingo. Foto: Álex Cámara

Y así comenzó una intervención que se prolongó durante una hora y 22 minutos, en la que hubo tiempo para la pasión, la emoción de sentirse cofrade, granaíno en cada barrio y cofrade de las 32 hermandades de la capital. La reivindicación jugó un papel fundamental en su intervención, pues Barea quiso recordar el papel que juega la fe en todo esto jugando con la madera, definición sobre las imágenes que se venera que hay quien utiliza para defenestrar a la Semana Santa.

“Necesitamos tanto verte, Señor… Necesitamos tanto tu cercanía, que tenías que ser de madera porque en sus nudos -como en nuestras cicatrices- queda reflejado el tiempo que cada cual va viviendo: los percances, las miserias, los errores y las esperanzas”, aseguró el pregonero.

Así, pidió “respeto” para la forma de “creer, sentir y buscar a Dios” en lo cotidiano a través de la madera, “más allá de ideologías políticas o existenciales, respeto para la Semana Santa proclamando a los cuatro vientos que es una forma de vivir la fe a través de las hermandades que no daña a nadie”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...