El alcalde (PSOE) de Alcalá de Henares (Madrid) junto a concejales del PSOE, PP, C’s y Vox en los actos religiosos en honor de la Virgen del Val escoltada por la Legión

La lluvia ha sido una de las protagonistas de estas fiestas del distrito V impidiendo celebrar algunos de sus actos como la procesión que se iba a llevar a cabo este pasado sábado  para trasladar a Nuestra Señora Virgen del Val desde la Catedral Magistral hasta su Ermita, aunque fue despedida por fieles y autoridades en el interior de la Catedral.

Este año se ha suspendido la romería por las condiciones climatológicas y la amenaza de lluvia, por lo que la tradicional misa y la ofrenda floral a La Virgen del Val del tercer domingo de septiembre se tuvieron que celebrar en el interior del pabellón de deportes Demetrio Lozano en el Val.

Finalmente, la lluvia dio una tregua este lunes para llevar a cabo la procesión de regreso de la Virgen aunque con la mirada puesta en el cielo por la presencia de nubes.

La patrona salió portada a hombros por Legionarios de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares, con el acompañamiento musical militar y la escolta del Grupo Paracaidista. Además contó también con una representación de todas las hermandades Penitenciales y los estandartes de las Casas Regionales de la ciudad.

A medida que el paso avanzaba por la Avenida Virgen del Val, camino a la Calle Colegios eran más los seguidores que se unían. La primera parada del recorrido se llevó a cabo en el Convento de Carmelitas Descalzas del Corpus Christi donde el Obispo, Juan Antonio Reig Plá recibió a la Virgen.

A la entrada del convento se encontraban las diversas representaciones de los grupos políticos. El Ayuntamiento de Alcalá contó con la representación del alcalde, Javier Rodríguez Palacios con su primer teniente alcalde y portavoz del PSOE Alberto Blázquez así como de los portavoces muncipales de Ciudadanos, Miguel Ángel Lezcano, Judith Piquet por el Partido Popular, Javier Moreno por VOX.

Entre la nutrida representación municipal de concejales de todos los grupos políticos tanto del gobierno y de la oposición, no se encontraban  la portavoz del grupo Unidas Podemos Izquierda Unida Alcalá de Henares Teresa López Hervás y del concejal del mismo grupo, David Cobo.

Después, el paso siguió su recorrido entre vítores y aplausos hasta llegar al Ayuntamiento donde miles de alcalaínos y visitantes se agolpaban a  la puerta del consistorio para no perderse el acto en el que el alcalde, Javier Rodríguez Palacios, hacía entrega de un ramo de flores y del bastón de mando de la ciudad a la Virgen, alcaldesa perpetua de Alcalá de Henares.

Tras la ofrenda floral y la entrega del bastón de mando por parte del alcalde, se procedía a la bajada de la Virgen a pulso por los paracaidistas para adentrarla en el Ayuntamiento como símbolo de que la Virgen del Val, además de ser la patrona, es también  «alcaldesa».

A partir de ahí, el paso procesional siguió su recorrido hacia la Catedral Magistral pasando por las calles Santa Úrsula y Escritorios.

Al llegar a la Plaza de los Santos Niños, los miembros de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares dejaron a la patrona en la confluencia de la Calle San Juan para cantar «La Muerte no es el Final» y llevar a cabo la Oración Paracaidista. A continuación, los soldados salieron a paso ligero hacia la calle Santa Úrsula para dar media vuelta al redoble del tambor y ocupar de nuevo su puesto frente a la Catedral Magistral entre los aplausos de los asistentes.

La entrada en la Catedral y la posterior misa oficiada por el Obispo puso el punto y final a una de las procesiones más seguidas de Alcalá dando así por finalizadas estas fiestas patronales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...