El alcalde (PP) y el Juez de paz de Lanjarón (Granada), en la procesión del Santo Entierro

El Viernes Santo tuvo lugar en Lanjarón el rezo del Vía Crucis, la celebración de los Oficios y la procesión del Santo Entierro y la Virgen de los Dolores. Hay constancia de la existencia en Lanjarón de la Hermandad de Dios en 1572, pero es en 1818 cuando llega a Lanjarón la Sagrada Imagen de Cristo Yacente. Es entonces cuando la Hermandad toma su actual denominación.

La Hermandad hace su estación de penitencia el Viernes Santo. El cortejo procesional destaca por el acompañamiento de las ‘Tres Marías’, junto con el cortejo de hebreas que portan los objetos más representativos de la Pasión. Lleva como acompañamiento musical dos tambores y tres instrumentos de viento.

Antiguamente la imagen del Santo Entierro era trasladada en Vía Crucis hasta la ermita de San Sebastián, donde quedaba el Jueves Santo. El Viernes Santo eran trasladados hasta allí en sendas andas las imágenes de la Virgen de los Dolores y San Juan, tras lo cual se disponía un cortejo fúnebre que partía de la citada ermita y llegaba a la iglesia.

La junta de gobierno de la Hermandad del Santísimo Sacramento y Santo Entierro de Lanjarón está compuesta, entre otras personas, por la hermana mayor, Mónica Juárez; el vice-hermano mayor, Rafael Gutiérrez; la secretaria, María Dolores Ramos; y la tesorera, Yessica Suárez. Una vez más el grupo de gobierno municipal asistió a la procesión. El alcalde de Lanjarón, Eric Escobedo, fue uno de los hombres de trono del Santo Entierro. El juez de paz, Rafael Pereira, también estuvo presente en la procesión.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...