El alcalde (PP) y concejales del Ayuntamiento de Potes acompañan a la virgen

Los vecinos de la villa de Potes celebraron este sábado la tradicional fiesta de Nuestra Señora, trasladando en andas procesionales a la Virgen de Valmayor, patrona de la villa lebaniega, desde la iglesia parroquial de San Vicente, hasta su ermita, en las inmediaciones del Pico Pumar.

La imagen, de gran devoción en la villa, fue trasladada el pasado día 6 en andas desde la ermita hasta la iglesia, en procesión nocturna bajo la luz de las velas, para iniciarse la tradicional novena en su honor.

Hoy, a las 12.15 horas, la Virgen de Valmayor salió desde la iglesia parroquial de San Vicente, para ser trasladada de nuevo a su ermita, portada en andas por los devotos. La procesión estaba encabezada por los dos estandartes de la Hermandad, acompañados por la música de pito y tambor. Personas de todas las edades se incorporaron a la procesión. Javier Gómez, alcalde de Potes, así como concejales del Ayuntamiento y Jesús Gómez, presidente de la Hermandad, también acompañaron a la Virgen hasta su ermita.

La imagen cruzó las calles de Potes, hasta llegar a la carretera nueva, desde donde los devotos de mayor edad se despidieron de la patrona de la villa, que continuó su camino hasta la ermita de Valmayor, realizando varias paradas durante el trayecto. Al llegar a la ermita fue colocada en un altar portátil en el exterior, donde Elías Hoyal, párroco de Potes ofició una misa.

Concluida la ceremonia religiosa, la imagen fue llevada en procesión alrededor de la ermita, e introducida en el interior del edificio, donde se cantó la tradicional Salve. De nuevo en la campa, se rezó un responso por los cofrades difuntos de la Hermandad y se ofreció blanco con galletas a todos los asistentes. Seguidamente, hubo bailes tradicionales al son del pito y del tambor, y los grupos familiares se distribuyeron por los alrededores de la ermita para participar en la comida campestre. Por la tarde, hubo una animada romería amenizada por el dúo Picos de Europa, concluyendo la fiesta con la tradicional merienda en el lugar de La Tejera, a mitad de camino entre la ermita y la villa de Potes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...