El alcalde (PP) de Roquetas (Almería) en la procesión de la Virgen del Carmen en Aguadulce

Una emotiva y solemne procesión de la Virgen del Carmen cerró ayer las fiestas de Aguadulce en honor a la patrona de los marineros y pescadores. Tras la multitudinaria eucaristía celebrada en la parroquia, cientos de personas aguardaban la salida de la Virgen en los jardines que rodean al templo, llenos de expectación después de haber podido ver a la imagen en su traslado marítimo el pasado domingo.

Se hizo esperar y pasadas las 21.30 horas comenzaba el desfile procesional bajo una lluvia de pétalos de rosas, el anuncio de los primeros cohetes y el acompañamiento de la Unión Musical de Roquetas de Mar dirigida por Ignacio Bolívar.

A la Hermandad de la Virgen del Carmen, la más veterana de las hermandades roqueteras, le acompañaban representantes de las distintas hermandades del municipio. Tras el paso decorado con rosas amarillas, presidía la comitiva el párroco, Antonio Jesús Martín Acuyo, y el alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, así como el acalde de Felix y concejales de la corporación roquetera, encabezados por la concejal delegada de Aguadulce, Francisca Toresano.

Nada más alcanzar la calle, los costaleros rindieron homenaje con una emocionante levantá a Julio Vázquez, vecino de Aguadulce recientemente fallecido, maestro, concejal del Ayuntamiento y parlamentario andaluz por el PP. La Virgen portaba en su honor un lazo negro en el jarrón derecho.

En la calle Guadalupe se volvió a engalanar la calle con pétalos y a anunciar el paso de la patrona con cohetes. Los fieles que la acompañaban empezaron entonces a entonar vítores y piropos a la Virgen mientras caía la noche.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...