El alcalde (PP) de Madrid renueva el voto de la villa a la Virgen de la Almudena y le pide que conceda a los vecinos «la gracia de vivir en paz, en tolerancia y en concordia»

«En nombre de todos los madrileños», el primer edil ruega a la Virgen que conceda a los vecinos «la gracia de vivir en paz, en tolerancia y en concordia»

El alcalde de MadridJosé Luis Martínez-Almeida, ha pedido este sábado a la Virgen de Santa María la Real de la Almudena, en la tradicional renovación del Voto de la Villa, que ayude a la capital a seguir siendo «tierra de acogida para todos los que buscan libertad y prosperidad». El día de la patrona de la capital coincide con la jornada de reflexión de las elecciones generales del 10-N.

«Que protejáis y ayudéis a nuestras familias, en especial para que se mantengan unidas. Que a ningún ciudadano le falten el empleo ni los recursos necesarios para vivir dignamente. Que nos libréis de las discordias estériles cuyas primeras víctimas son siempre los más desfavorecidos«, ha expresado frente a la patrona de los madrileños.

La talla ha lucido el bastón de mando donado por el regidor, para quien ha sido su primera vez pronunciando el Voto de la Villa. El bastón fue donado por Almeida el pasado 8 de septiembre, cuando recibió la medalla de honor de la Real Esclavitud. Además la imagen vestía un manto de tisú con cenefa de oro, bordada con castillos y leones, de 1833, donado por la reina María Cristina, madre de Isabel II.

«En nombre de todos los madrileños», Almeida ha rogado a la Virgen que conceda a los vecinos de la ciudad «la gracia de vivir en paz, en tolerancia y en concordia«

«Que difundáis en todos los corazones, especialmente en los de quienes tenemos responsabilidades públicas, el sincero deseo y la valentía de velar siempre por el bien común«, ha indicado el regidor.

Ha hecho mención Almeida a la «inmensa suerte» de que la capital haya acogido el Encuentro Internacional ‘Paz sin Fronteras’, que ha acercado a la comprensión mutua y a la búsqueda de puntos de acuerdo desde la reflexión y el acuerdo. «La Historia demuestra que damos lo mejor de nosotros mismos cuando aparcamos nuestras diferencias y trabajamos en aras de objetivos comunes», ha puesto en valor.

Asimismo ha recordado que la capital acogerá las dos primeras semanas de diciembre la Cumbre del Clima, ya ha pedido a la patrona de la ciudad su intercesión para que «se adopten decisiones pensando en el bien común a largo plazo».

Almeida ha concluido su Voto de la Villa parafraseando a Jesús: «Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...