El alcalde (PP) de Cuenca en la última procesión de Semana Santa en la ciudad

En los primeros compases de la mañana los banceros de las dos imágenes las han llevado un paso más solemne, más austero. Pero una vez que se ha producido ese momento de encuentro, la procesión ha seguido ya con los dos pasos juntos, Madre e Hijo, con un andar alegre, con bailes. Ambos pletóricos ante una ciudad que no ha faltado a la cita con la Resurrección.

El cortejo ha alcanzado Aguirre con aire señorial, la banda de la Junta de Cofradías anunciando que Cristo está vivo, la representación de todas las hermandades de la Semana Santa de Cuenca, con numerosa participación también. Después Jesús Resucitado, detrás la Virgen del Amparo. Seguidamente el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, y el presidente de la institución nazarena, Jorge Sánchez, acompañado también por los miembros de la Comisión Ejecutiva de la misma. Y cerrando el desfile, como en muchas ocasiones, la Banda de Música de Cuenca.

Las diferentes hermandades de Cuenca han participado acompañando en la alegría a los que también acompañaron en la tristeza, dotando de colorido y variedad esta procesión de Domingo de Resurrección.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...