El alcalde (PP) de Almería y concejales de su equipo asisten a la misa y romería de la Virgen del Mar en Torregarcía

La Patrona de los almerienses ya camina hacia el lugar donde apareció hace 517 años, la playa de Torregarcía. La jornada comenzó temprano en el Convento de Santo Domingo de Guzmán. A las 08:30 horas fue la Misa de Romeros, la cual presidió el Prior Fray José Barrado Barquilla. Con la presencia del alcalde de la ciudadRamón Fernández-Pacheco Monterreal, y varios concejales de su equipo de Gobierno, se celebró esta Santa Misa previa a la salida de la Madre de los almerienses. José Luis Cantón presidió el primer acto de la Patrona como presidente de la Gestora nombrada recientemente por el obispo ante la impugnación del pasado cabildo de elecciones a Hermano Mayor. Junto a él, todas las personas que lo acompañan en esta citada Junta Gestora.

Al concluir la Eucaristía, los horquilleros de la Patrona cogieron a la Madre de los almerienses, postrada sobre su templete, para sacarla hasta la Plaza Virgen del Mar. A las órdenes de Eduardo Vicente salió la Reina almeriense hasta por la puerta principal del Santuario para ser postrada sobre la plataforma que ya la lleva hasta Retamar. La imagen está escoltada durante este trayecto por un grupo de ciclistas y multitud de hermanos y devotos en sus respectivos coches.

A las 10:40 llegó la Patrona a la playa de Torregarcía. Fue portada, nuevamente, por sus horquilleros hasta la ermita en desde la cual fue localizada hace 517 años.

A las doce del mediodía, como estaba previsto, arrancó la Santa Misa que ofició un año más el obispo de la ciudad, Adolfo González Montes.

Los fieles, congregados en torno a la ermita.

Los fieles, congregados en torno a la ermita. JOSÉ ANTONIO GARCÍA

Multitud de fieles, devotos y hermanos acompañaron a la Madre de Almería en esta Eucaristía. El alcalde de la ciudad, Ramón Fernández Pacheco, estuvo presente en esta Eucaristía.

La apacible jornada primaveral, e incluso veraniega, acompaña para que la romería en honor a la Patrona transcurra con absoluta normalidad.

Al concluir la Santa Misa, todos los fieles que lo deseen podrán visitar a la Virgen del Mar en la ermita.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...