El alcalde (PNV) de Bilbao encabeza la representación municipal en los actos religiosos a la Virgen de Begoña

El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha pedido este miércoles, durante los tradiciones actos en la Basílica de Begoña, que los responsables municipales tengan «visión y acierto» para «atender de manera adecuada las necesidades» de los ciudadanos, sobre todo de «los que peor lo pasan».

El regidor bilbaíno ha encabezado la representación municipal en los actos de celebración que, como cada 15 de agosto, ha acogido la basílica en honor a la patrona de Bizkaia. Junto a él, han acudido ediles del PNV, el PSE y el PP, mientras que las otras tres formaciones con representación en el Ayuntamiento (EH Bildu, Udalberri y Ganemos) han estado ausentes. La representación institucional se ha completado con la presencia de la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui.

Miles de personas se han dado cita en las inmediaciones de la Basílica de Begoña en una jornada que, según ha destacado Juan María Aburto, es «día de alegría, convivencia y tradición» para los bilbaínos y para el resto de vizcaínos.

Tras asistir a la Misa Mayor, oficiada por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, el alcalde de Bilbao ha explicado, en declaraciones a los medios, que ha pedido «a la Amatxu por las necesidades de los bilbaínos, sobre todo de las personas más vulnerables, de las que peor lo pasan».

Además, según ha indicado, ha extendido esta petición «a quienes coyunturalmente tenemos la responsabilidad de regir la ciudad» para que «nos dé la visión y el acierto necesario para ser capaces de atender de manera adecuada a las necesidades de las personas».

Aburto ha tenido un recuerdo especial para el grupo de danzas Beti Jai Alai, fundado hace 50 años por el recientemente fallecido dantzari bilbaíno Jon Pertika, quien hace 13 años recuperó el aurresku de Begoña.

También ha recordado al grupo de danzas y a su fundador el obispo de Bilbao durante la Misa Mayor, en la que ha indicado la necesidad de «devolver la esperanza a todos los que la han perdido». Iceta ha recordado, en su homilía, a las familias, a los enfermos, a las personas residentes en hospitales y residencias, a quienes no encuentran trabajo y también a quienes «vienen huyendo de hambre y guerras» en un mundo con «tantos desafíos y dificultades».

Tras la Misa, la corporación municipal se ha dirigido a la explanada anexa al templo en honor de la patrona de Bizkaia, donde la Banda Municipal de Txistularis ha interpretado el Gernikako Arbola, junto al retoño del árbol de Gernika.

Después, el alcalde Juan Mari Aburto ha bailado el tradicional Aurresku de Honor, junto al grupo de danzas Beti Jai Alai, según ha explicado, «como gesto de homenaje a mi pueblo, al pueblo de Bilbao, como un acto de sencillez hacia bilbaínos y bilbaínas, y en especial homenaje al Beti Jai Alai y Kon Pertika». La celebración ha contado también con la participación de la Banda Municipal de Música, que ha ofrecido un repertorio de música vasca.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...