El alcalde de Santiago no irá a la apertura de la Puerta Santa de la Catedral

Considera que el Ayuntamiento debe «delimitar» los espacios «civil y religioso»

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, no acudirá a la apertura de la Puerta Santa de la Catedral, que se realizará el próximo 13 de diciembre, con el objetivo de «delimitar» los espacios «civil» y «religioso».

A este respecto, el portavoz del PP en el Consistorio compostelano, Agustín Hernández, ha lamentado que Noriega se «vuelva a equivocar» en su «actuación como alcalde». Y es que sostiene que la apertura de la Puerta Santa con motivo del Jubileo de la Misericordia es un «hecho histórico» que «trasciende», en su opinión, los «aspectos religiosos».

Asimismo, Hernández ha lamentado, antes de dejar claro que él sí asistirá, que el alcalde sepa reconocer la «importancia» de la apertura de la Puerta Santa para la «actividad económica» de la ciudad y, sin embargo, haya decidido no acudir.

Por su parte, el regidor de Santiago entiende como «muy positiva» la apertura de la Puerta Santa en la medida en que incidirá, ha subrayado, en las «buenas cifras» que «ya se vienen registrando» en lo que respecta a la llegada de «peregrinos» y «turistas». «Incluso las cifras aeroportuarias», ha remarcado, justo antes de considerar que este año es un «récord de cifras» a «todos los niveles».

«Entendemos que la apertura de la Puerta Santa va a incentivar también estas cifras», ha opinado el alcalde, quien, de todos modos, no cree que vaya a asistir a su apertura.

La razón para no acudir, tal y como ha explicado el regidor a los medios, es «delimitar espacios», ya que el alcalde entiende que la apertura de la Puerta Santa «tiene que ver» con el espacio «religioso».

COLABORACIÓN «PERMANENTE» CON EL ARZOBISPADO

Ante la insistencia de los medios, Noriega ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento reconoce la «importancia» de esta apertura y la «valora positivamente», además de recordar que colabora «permanentemente» con el Arzobispado y el deán de la Catedral, al que le une «una gran relación».

Tras ser preguntado por los periodistas, Noriega ha precisado que no le llegó de momento ninguna invitación formal acerca de un acto protocolizado y que sólo ha tenido una «conversación verbal» al respecto.

«Mantenemos la posición que mantuvimos hasta ahora», ha zanjado Noriega, quien entiende que la apertura de la Puerta Santa es un «acto religioso» que el Consistorio «respeta» pero al que no asistirá.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...