El alcalde de Pozoblanco (P+) entregó el restaurado bastón de alcaldesa perpetua a la virgen de Luna

La Virgen, que salió del santuario a las tres de la tarde, llegó pasadas las seis y media al arroyo Hondo, donde los niños le ofrecieron el popular hornazo, formado por una torta con huevos de colores y pequeñas figuritas de azúcar o chocolate. Tras recibir las llaves de los sagrarios de Villanueva de Córdoba y Pozoblanco de manos del capellán de la cofradía en lugar de las del alcalde, como ha sido habitual en las últimas décadas, la imagen siguió en procesión hasta llegar al Ayuntamiento. Allí el primer edil, Emiliano Pozuelo, Pozoblanco en Positivo (P+), le entregó el bastón de alcaldesa perpetua de la localidad que acaba de ser restaurado. Entró en la parroquia de Santa Catalina entre los aplausos de sus devotos y los salvas de los cofrades. Hoy, fiesta local, la Virgen procesionará por las calles del municipio. Ayer la imagen del niño estrenó un traje hecho de bolillos y hoy estrenará otro traje, zapatos y la corona, al igual que la imagen de la Virgen que también lucirá un nuevo cetro, regalo del Ayuntamiento.

Virgen de Luna en Pozoblanco con vara mando

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...