El alcalde de Ibiza (PSOE) este año tampoco estará presente en los actos religiosos de las Festes de la Terra

El alcalde de Vila aseguró en el pleno que no tiene «animadversión contra la religión; lo que pasa es que soy aconfesional y merezco el mismo respeto que usted (Minchiotti), que es católico y practicante». Por segundo año consecutivo la ciudad de Eivissa se queda sin la representación de su alcalde en los actos religiosos de las Festes de la Terra, que se celebrarán en la catedral de Eivissa.

En el Obispado de Eivissa y Formentera hay mucho malestar después de que el pasado domingo por la noche la procesión que debía llevar a la talla de la Virgen de las Nieves de vuelta a la Catedral, en el último de los actos del triduo en honor a la patrona de Eivissa, tuvo que interrumpirse a la altura del paseo de s’Alamera al no estar cortado el tráfico en su totalidad.

Según explicó en el pleno del martes el concejal del PP Àlex Minchiotti, el mismo obispo de las Pitiüses en persona, Vicente Juan Segura, habló con los agentes de la Policía Local de Vila para que cortaran totalmente el tráfico en Vara de Rey. «No me había encontrado nunca con que una procesión fuera desviada de su trazado original porque no se había cerrado el tráfico», señaló Minchiotti, que participó de la manifestación religiosa por las calles de la ciudad que congregó a más de un centenar de personas.

Al parecer, cuando la procesión llegó al cruce de la avenida Ignasi Wallis con la calle Aragón –procedente de la iglesia de Santa Cruz– sólo estaban cerrados al tráfico los dos carriles de entrada a la ciudad, con el consiguiente peligro para los feligreses. Además, los policías locales desviaron la comitiva religiosa por la calle sur de s’Alamera, cuando en ediciones anteriores siempre habían desfilado por la norte. Pero lo que más molestó a los fieles fue que la procesión se dividiera en dos, con coches de por medio. Fue entonces cuando el Vicente Juan Segura paralizó la procesión y se dirigió a los agentes para que cortaran el tráfico totalmente y la ceremonia religiosa pudiera continuar con normalidad.

«¿Fue incompetencia o maldad?», le preguntó Minchiotti al alcalde durante el pleno. El concejal del Partido Popular señaló que el «interrumpir o no permitir una procesión es ilegal» y recordó el tratado de España con la Santa Sede, que en su artículo I establece que el país le garantiza a la Iglesia «el libre y público ejercicio de las actividades que le son propias y en especial las de culto, jurisdicción y magisterio».

El alcalde de Vila, Rafa Ruiz, contestó al regidor del PP que no tenían constancia de los hechos y pidió disculpas. Ruiz destacó que no se hizo «con mala intención y añadió que «entiendo que lo sucedido fue un malentendido». Además, el alcalde aseguró que se revisará la actuación de la policía local «para que no vuelva a pasar».

Ruiz tampoco irá a misa
En el pleno del pasado martes y a preguntas del concejal Minchiotti, el alcalde de Vila afirmó que este año tampoco estará presente en los actos religiosos de las Festes de la Terra, como la misa en honor a la patrona el próximo viernes 5 de agosto o la eucaristía de Sant Ciriac el lunes 8 de agosto.

El alcalde de Vila aseguró en el pleno que no tiene «animadversión contra la religión; lo que pasa es que soy aconfesional y merezco el mismo respeto que usted (Minchiotti), que es católico y practicante». Por segundo año consecutivo la ciudad de Eivissa se queda sin la representación de su alcalde en los actos religiosos de las Festes de la Terra, que se celebrarán en la catedral de Eivissa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...