El alcalde de Horcajo de las Torres solicita medidas a la Junta ante las humedades de la iglesia

La iglesia de Santa María del Castillo en Madrigal no es la única que está sufriendo los embates del tiempo y en especial de las lluvias, ayer el alcalde de Horcajo, Álvaro Ortega ponía daba la voz de alarma por la situación del templo de su municipio.

El regidor socialista informaba en nota de prensa de que han aparecido nuevas goteras y debido a las últimas lluvias caídas en la localida «la humedad se hace presente en nuevos lugares».

Ortega ha recordado que a finales de octubre, el día 23, de 2008 se adjudicaron 50.000 euros por parte de la Junta para arreglar el tejadillo norte del templo y una gotera del tejado sur. «Y es precisamente en esos puntos donde se han vuelto a abrir las vías de agua, habiéndose producido al menos cinco grietas más de las existentes con anterioridad».

«Además la pared que debería albergar los retablos restaurados está totalmente invadida por la humedad», manifestaba.

También recordó el alcalde que en esas mismas fechas la Junta de Castilla y León informaba de que existía una memoria sobre el estado de la iglesia, elaborada por la Dirección General de Patrimonio, y que el Servicio Territorial de Cultura avalaba plenamente las actuaciones sobre la techumbre. Es por eso que ahora se preguntan «qué es lo que se ha hecho realmente y quién va a responder de que en los mismos lugares en los que se ha actuado se hayan vuelto a reproducir las goteras, incluso agrandadas».

Álvaro Ortega pide una inmediata actuación de la Junta para evitar que se sigan multiplicando las goteras en la techumbre.  

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...