El alcalde de Guadalajara y el presidente de las Cortes de CLM, junto a otros cargos públicos, en la procesión del Corpus

Decenas de niños y niñas de comunión acompañaron a la hermandad de los Apóstoles en la procesión del Corpus Christi, la primera en la que participa el nuevo alcalde Alberto Rojo que asistió acompañado de Pablo Bellido, el flamante presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha.

En la capital de la Alcarria hay un domingo en que las calles de su almendra central huelen a espliego y cantueso. Es el que despide este arbusto aromático a medida que es pisado por asistentes y participantes en la procesión del Corpus Christi.

La ciudad tiene desde el día anterior aroma a fiesta grande. Las hermandades de Semana Santa han contribuido a realzar el Corpus arriacense sumándose todas ellas a una costumbre que en un principio solo fue de algunas. Nos estamos refiriendo a la elaboración de alfombras con serrín de colores, una tarea que se realiza durante la jornada del sábado. Así, cuando paseamos el domingo antes de la procesión podemos comprobar su feliz resultado.

El último tramo de la procesión está reservado a la representación de las cofradías, a cargo de los hermanos mayores, convenientemente trajeados y precedidos de los estandartes de cada una de ellas. Tras las carroza con la custodia marcha la representación religiosa que este año ha estado encabezada por el obispo de la Diócesis monseñor Atilano Rodríguez, quien ha sido el encargado de dar la bendición eucarística en la plaza de Santa María al terminar la procesión.

Finalmente está la representación institucional, que este año ha estado nutrida. Hemos visto al subdelegado del Gobierno Ángel Canales, a la vicepresidenta 2ª de las Cortes regionales Ana Guarinos, a la diputada nacional de CS Ángeles Rosado, al ex alcalde José María Bris o al senador del PSOE Julio García. La también senadora Riansares Serrano iba con la corporación municipal y el ex alcalde Antonio Román, aunque como senador tenía sitio en las filas del protocolo, siguió la procesión desde una acera de la calle mayor. Y por el Ayuntamiento asistieron al completo concejales de los grupos del PSOE, PP, VOX y Ciudadanos. Cerraba la representación de la Corporación, con escolta de maceros y los mandos de la Policía Local, el nuevo alcalde Alberto Rojo, que marchó en todo momento acompañado de Pablo Bellido, presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha y diputado regional por Guadalajara.

Detrás de la procesión, la brigada municipal de limpieza que se encargaba de recoger el espliego y el serrín de las alfombras, dejando la vía pública en perfecto estado de revista.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...